OSCAR GUTMAN - Pintura

download OSCAR GUTMAN - Pintura

of 52

  • date post

    22-Feb-2016
  • Category

    Documents

  • view

    214
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Catalogue of Mexican painter Oscar Gutman's solo show at Aldama Fine Art

Transcript of OSCAR GUTMAN - Pintura

  • O S C A R G U T M A NPin tu ra

    ALDAMAFINE ART

    AL

    DA

    MA

    FIN

    E A

    RT

    OSC

    AR

    GU

    TMA

    N

    Pin

    tura

  • Cat. 5Baha Esmeralda

    (detalle)

  • Palacio de Versalles 100 L-B Lomas Reforma Mxico, D. F. 11930 Tel. (5255) 5247.80.19 info@aldama.com www.aldama.com

    ALDAMAFINE ART

    OSCAR GUTMANP i n t u r a

    Exposicin y venta

    del 6 al 30 de junio de 2012

  • 2Cat. 8Paisaje mexicano II

    (detalle)

  • 3Durante muchos siglos la labor de los pintores se concentr en el intento de representar en sus creaciones una ilusin de la realidad. En el siglo XIX, el movimiento impresionista modific la manera de enfrentar la pintura, incorporando la propia percepcin que el artista puede tener de la realidad, llevando al lmite su capacidad de abstraccin, de separar

    por medio de una operacin intelectual las cualidades de un objeto para considerarlas aisladamente o para considerar el mismo objeto en su pura esencia o nocin, usando la definicin de la Real Academia Espaola. Se abri entonces una puerta que jams podra cerrarse, dando lugar a una exploracin que, despus de haber pasado por innumerables movimientos pictricos durante el siglo XX, seguimos viviendo en nuestros das. La libertad de no crear exclusivamente imgenes reconocibles dot a los artistas con la capacidad de despertar en el espectador emociones inconscientes, dejando atrs los lmites que impone la propia preconcepcin de la realidad.

    La abstraccin en la pintura ha conocido los extremos un lienzo en blanco y ha estado expuesta a una constante exploracin para transcribir lo expresado acentuando los aspectos formales, estructurales o cromticos, sin atender a la imitacin material (Arte abstracto segn la RAE). El artista puede entonces centrar su atencin no slo en el producto final, la obra, sino en el proceso de pintarla, en su interaccin con el pigmento, el lienzo y las herramientas, buscando manipular sus sentimientos inconscientes y con ellos despertar los del espectador. Al reducir las distracciones conscientes al mnimo, una obra abstracta se convierte en una poderosa herramienta para mover nuestro inconsciente. Sin embargo, la exploracin de la abstraccin en la pintura ha sido malinterpretada por muchos artistas, que en un afn de crear imgenes novedosas que llamen la atencin de los espectadores, han buscado sorprender no por la imagen misma, sino por los materiales utilizados, dando pie a perturbadoras creaciones realizadas con productos tan inverosmiles como fluidos corporales o soportes tan efmeros como el papel higinico, presentndose como falsas vanguardias.

    PresentacinPor Jos Ignacio Aldama

    Cuanto ms miras un objeto, ms abstracto se vuelve e, irnicamente, ms real.

    Lucian Freud

  • 4Es obligacin del espectador reconocer estas creaciones que pueden llegar a despertar emociones, pero que se alejan de lo que entendemos colectivamente como obras de arte, por ms subjetivo que este concepto pueda llegar a ser. Desde luego es responsabilidad de quien se acerca al arte para adquirirlo y coleccionarlo, revisar que su adquisicin no sea una improvisacin que mutar o desaparecer en el tiempo, a menos, claro est, que encuentre cierto gozo en ello. Basta con visitar ciertas ferias de arte o navegar por internet para cerciorarse de que, por momentos, el mundo del arte resulta ms una suerte circense que un escenario donde se busque enaltecer el espritu humano para trascender en tiempo y espacio.

    La exposicin que ahora presentamos, como todos los proyectos que enfrentamos en Aldama Fine Art, buscan defender la buena pintura, la que se basa en la preparacin, el oficio y la responsabilidad, cualidades que se conjugan magistralmente en la obra del maestro Oscar Gutman. Sus creaciones, desarrolladas con un alto grado de abstraccin, a veces nos sugieren ciertos trazos de realidad, en lo que Avelina Lsper, en el ensayo que sigue a estas lneas, llama paisajes fragmentarios. sta es una muestra de su trabajo reciente, desarrollado en ocasiones con la milenaria tcnica de la encustica, proceso en el que los pigmentos se aglutinan con una base de cera, dando a la obra una apariencia y brillo muy particulares. Los soportes son lienzos y a veces maderas que le permiten afrontar con mayor fuerza el trabajo. Los formatos son diferentes, desde obras de gran tamao hasta piezas alargadas que Gutman presenta sugiriendo frisos interiores. Algunas obras formaron parte de su ms reciente exposicin Frisos, pinturas y objetos presentada en el Museo Manuel Felgurez de la ciudad de Zacatecas y todas son congruentes y consistentes con el trabajo que ha desarrollado durante los treinta y siete aos que han transcurrido desde su primera exposicin individual.

    Con esta muestra cerramos en ciclo de exposiciones que hemos preparado para el primer semestre del ao, sin cesar en nuestra bsqueda por presentarle a nuestro creciente pblico una propuesta slida para enriquecer su patrimonio visual en esta trayectoria que suma ya cinco aos de trabajo y casi treinta muestras realizadas.

    Cat. 16El da luminoso(detalle)

  • 5Cat. 11Paisaje clido(detalle)

  • 6Cat. 1Tempestad y calma

    (detalle)

  • 7De la factura, el color y la forma

    Gutman utiliza la forma para organizar el color, es una metodologa para ubicar sus bases tonales. La complejidad de crear una composicin armoniosa, que haga del espacio plano una geometra creada, inexacta, serena, meditativa, para distribuir y plantear el equilibrio entre peso, medida, color y forma. Gutman no cree en el vaco, satura la vista, a veces con poliedros extendidos y

    otras en paisajes esenciales. Sus colores se agrupan en elementos modulares de geometras primitivas, geolgicas, orgnicas, botnicas planteadas en primeros planos que dan a la pintura estatus de objeto, de presencia estructurada. Gutman va ms all de su propio momento, de este tiempo, reta a las formas conocidas para trazar la pureza de otras que se muestran milenarias, que nos recuerdan los misteriosos rastros que deja el mundo fsico en nuestra memoria.

    Investiga en el matiz, la textura, en rangos distintos de consistencia y pulidos con ceras, esgrafiados que crean una topografa visual en la superficie. Gutman hace evidente y refuerza en cada tabla, en cada lienzo, su relacin con los materiales y las sensaciones que provocan en la composicin y en el planteamiento del color. Construye sobre la superficie de los soportes, agrega densidades y capas que ocultan y revelan los distintos colores. Gravita entre los muros de un friso de Pompeya, en su textura que ha sufrido el tiempo y las furias de los dioses y recupera sus tonalidades. En cada pintura podemos percibir las cicatrices internas que se cubren en las sucesivas capas de color y que emergen con la capa siguiente. La delicada densidad de los colores: los claros y los intensos, azules ocenicos o de cielo rasgado; verdes selvticos y hmedos; ocres y rojos volcnicos; tonos fros o violentos rosas, muestran la capacidad de Gutman para percibir, sentir y conceptualizar el color, para reinventarlo. En el espacio de su pintura, el color es un valor puramente

    Avelina Lsper es historiadora y crtica del arte, especialista en Historia de la Pintura Europea Publica

    en el Suplemento Cultural Laberinto de Milenio Diario, en el semanario Sin Lmites, en la revista

    Replicante y la revista Antdoto. Tiene un espacio en la estacin de radio de la Universidad de

    Guadalajara y sus textos pueden revisarse en su pgina web www.avelinalesper.com.

    Oscar Gutman. El paisaje fragmentario.Por Avelina Lsper

  • 8ptico, sensorial, roto y matizado por la encustica. Con un sentido reverencial a la factura, a una realizacin cuidadosa, meticulosa que se deja llevar por un ritmo emocional, cromtico, que narra la secuencia de cada composicin.

    De la obra

    Sin ttulo, encustica 4. La obra en su densa y complicada sucesin de color y capas nos deja con la sensacin de que nos quedamos sin ver lo que hay detrs del espacio coloreado, de esa mezcla que crea rojos grumosos y salpicados por decenas de tonalidades del alma mineral de la piedra volcnica. Superficies con perspectivas geomtricas trazadas linealmente o en cortes transversales de los estratos terrestres. Las aristas del cuadrado que se rompen con curvas internas, en rojos y lneas oscuras. Esta arquitectura irreal tiene un muro lateral con una ventana de la que sale una luz griscea, verde, azul, cae lquida y es replicada con ms intensidad en la parte superior con un trazo horizontal, un ro de color que cruza la orilla superior del lienzo.

    La naturaleza es color contenido en una forma que remite sintticamente a su origen. El da luminoso, un rbol sin follaje, en contraste con una hoja grande en otro ngulo, compartiendo el plano con un camino diagonal, sin marcar horizontes. Sus coordenadas le permiten acceder a todo el espacio pictrico, de arriba a abajo, de lado a lado. El Paisaje Mexicano II describe los elementos bsicos que nos recuerdan el terreno rido, la silueta de una puerta, el agua de un ro y un rbol. El color recrea la temperatura clida de un lugar que no existe en el mapa, el cuadrado exacto de esa puerta tiene una luz que la denuncia como lo nico construido, lo dems, en su sntesis de formas, es parte de una naturaleza descriptiva de su esencia.

    Cat. 17Estanque de piedra(detalle)

    Cat. 12Despus del naufragio(detalle)

  • 9Cat. 4El oro de las cosas2010

  • 10

    Cat. 23Paraso imposible

    (detalle)

  • 11

    Configuracin de profundidades acuticas sordas, Azul Profundo, mosaicos, vitrales de una ventana veneciana, parcialmente veladas y matizadas por el trato del color, por las capas que dejan salir otros tonos y transparencias, que podemos apreciar en un efecto ptico s