raul silva castro

download
  • date post

    24-Jun-2015
  • Category

    Documents
  • view

    542
  • download

    17

Embed Size (px)

transcript

RA1IJL SILVA CAS1'RO

nsa y Periodismo

en

Chi1e-

(1812-1956)

Ediciones de la Universidad de Chile1958

PKENSA Y PERIODISMO EN CHILE (18 12- 195G)

4

PRINCIIALES PURLICACIONES DEL AUTOR (Libros y folietoa)

ILubPn Dario y Chile. Anotaciones bibliogrificas. 1930. A i u e ~ t r o probletna bibliotecal-io. 1932. Retratos 1,itrrarios. 1932. Estudios criticos sobre diecinueve escritores chilenos modernos. Don Alberlo Ellwards. Biografia y Bibliografia. 1933. * Estado nctuul d e los indtodos d e la Histot.in literaria. 2933. Tradncci6n de estudios d e Paul van lieghem, Benedetto Croce y otros. Fuentes bibliogrdjicas para el cstudio d e la Literatui-n Chilena. 1933. Blest Gana y s u noveln Durante la Reconquista. 1934. Cuentistas chilenos del siglo X Z X . 1934. Diario d e Lectul-as. 1934. Colecci6n de estudios criticos sobre diversos libros de publicacibn reciente. Ohras desconocidns de Ilt~bCn D a h escriIns e n Chile y n o recopiladas e n ninguno d c stis libl-OS. 1934. Obra preniiada por la Universidad de Chilc. Don D o in iizgo A m untitcgui Solar. Su 7iirln y sus obras. 1935. Piezas para la legitiitiacidn de ON iggiits. 193.5. Cuentistas clrileizos del siglo X X . 1935. Eslzidios sohre Gnbriela Adistral, precedidos d e una biogmfia. 1935. x. s. c. 1935. R u b d n Dario y S Z L creacidn @dtica. b935. Antologia PoPtica d e RubCiz Dario. 1936. E l ciieizto chileno. Bibliografia. 1936. Elogio d e d o n Eduardo Solar Correa, leido e n la Academia Chilena d e la Historin. 1936. hotas sobre el inCtodo de la historia. 1936. Antologin de fioetas chilenos del siglo X I S . 1937. Los Cuentistas Chilenos. Antologia general desde 10s origenes hasta nuestros dias. 1937. Lista de Zibros selectos chilenos. 1935. Esbozo d e un. ~1rogrtinia d e estudios sobre RubCn .Dario. 1940. Alberto Blest Gann. (1830-1920) . Estutlio biogrifico y critico. 1941. Obra premiacia por la Universidad dc Chile. D o n Eduardo d e la Barra y la pedagogia aleinana. 1943. La expresicin literaria d e AmCrica. 1943. La liternturn d e Chile. Exainen y r e l u t a c i h de un libro de don Mariano Latorr-. 1943.

Don Luis norroa Corgo1?o (1858-1943) . 1944. E n t o m o a la b i b l i o g ~ ~ f i c z I,acunia. 1945. de D o n Cresceriie Errdiiil-iz y d o n Diego B n rl-os Aroiin, histol-indores d e Chile. 1945. I~ibliogurfia d e d o n Juon Egallu (15681836). 1949. liiblioteca Norional y Biblioteca Publica. 1950. .Fray Coinilo Menl-iquei. Fragmentos de una historia literaria de Chile, en preparaci6n. 1950. Los prsquines d e In Patria Vieja y ~ Litza terna Mdgica. 1950. Jose Antonio Solfin (1843-1886). Un capitulo de la historia literaria de Chile. 1951. illiguel I.iiis A m u n d t e g u i Reyes. (18621949). 1951. Obra premiada por la Academia Chilena de la Lengua. Los pri1nero.r afios de la Biblioteca harioizal (1813-1824). 1951. Victor Doiningo Silva e n Plunia y Ldpiz. 1951. Sernblaizzn d e D. ,Julio Saavedra Moliiltr (1880-1949) . 1952. Anunrio d e In Preiisn Chilenu (1877-1885). Libros, folletos y hojas sueltas. 1952. Creatloi.es c1iileno.s d e personojes novelescos. 1952. A n t o n i o Jose d e Zrisarri. Fragmentos de una historia literaria de Chile, en preparaci6n. 1952. Fiindacidn del lizstitiito Nacional. 1953. Medina, y In Historin Literaria d c Chile. 1953. Cnrtns Chilenos (Siglos XVIZZ y X I S ) . 19.54. 1drcz.r y coiifesiones de Portales. 1954. Doletin d e la Acatlernia Chilena tie la R i s lorin. Indice de 10s veinte priineros afios 1933-53. 1955. Alberlo I:le.sl Gnna (1830-1920). 19 guntla edici6n refnndi Ut: 1 I J C l d d C l d l i C l U l 1 U C l Dzario de BaTcrlona, la ink antigua publicaci6n peri6dica de lengua espaiiola que prolonga su existencia hasta nluestros dias. En 1710, despues de varios ensa-. . . - - - - - .. L - l r o n ar L a a ~ , se atirmaba Ia prensa en loskstados Unidos -1 cIuL con la publicaci6n de T h c Boston Gazette, y de 1721 data T h e Courant, publicado por Franklin. Ya en 1725 habia cualro peri6dicos de v ida firme, 10s cuales cincuerita anos inas auelante se aanian conveitiao en 3 1 . valgan estos datos pal a probar cbrno, a pesar de haber sido la imprenta inventada en Europa, es en 10s Estados Unidos en donde be liizo mLs ampliamente que en el viejo continen.. - .. 1-1 ^^__^..^^ :- ^_._ te su atpiicacion curno inscruincnto ciei per iuuimiw. l- - L U l l l p d l C ~ L L U I IC U ~ I C X U ~ 1;ii Lres sig los, cualquier gdnero literario puede vanagloriarse de luenga historia. Y, sin embargo, el terreno conquistado por el periodismo es grande. N(3 nos toca en las plginas que siguen seiialar a q u d se debe el que este Beniannin de la vida del espiritu haya cobrado tanto poderiq. El libro a que sirven de preliminar estas palabras tiene u n objcto mucho rnls inodesto: traiar la historia de la prensa y del periodismo de "

Ac u"

Tll~m;-n*-.,,-~~.,,c la"''

. .

-Documentos pertenecientes a1 Dr. ID. Camilo Hrnriqnez, que por ahora conviene publicar. Es un impreso de cnatro piginas de texto, en la bltima de las cuales se lee como pic d e impretita: Santiago de Chile: Im-

que le envi6 ese Cabildo con fecha 10 de marzo de 1823. Citamos con especialidad este curioso inipieso, porque, seg6n parece, no fue conocido a n t a por ninguno de 10s bi6grafos de Henriqner.

dinense Alcmso J. Benlte7, a quien se dio la calidad de intkrprete. MaLeo Arnaldo HoeT{el, por su parte, como contratista del taller queda encargado de pagar una 1parte de su sueldo a 10s nombrados y debe presumirse que, adembs, se le autori zaba para hacer la explotacibn comercial de la imprenta, en provecho prop io, en el tiempo que no iuese ocupada &a por 13s impresiones oficiales. Los (%as que mediaron entre 10s decretos citados y la aparici6n del prospecto de la A urom iueron 10s indispensables para armar la maquinaria, hacer pruebas de la impresi6n y adiestrar a los tipbgrafos en la composici6n de una lengua que no poseian. Fray R/Ielchor Martinez ha reflejado con perfecta fidelidad 10s sentimientos que se despertaron en la sociedad santiaguina con esa extrafia novedad. Hay una s(x n a visible en algunas de las expresiones que emplea el cronista, pero ella, antes que empafiar la relacihn, sirve para acreditar hasta qu& punto el suceso pi-0voc6 la atencibn de todos 10s testigos. Los iiifinitos papeles sediciosos -escribe Martinez- que esparcian llenos de errores y principios falsos, las gacetas de Ruenos Aires, las de Filadelfia y Baltimore, 10s escritos de Caracas, 10s de Quito y de todos 10s lugares revolucionarios SE acumulaban y recibian con tal aplauso y entusiasmo, que ya todos eran sabios en 10s medios de sostener una revoluci6n. S610 faltaba poner en ejercicioI la nueva imprenta para saciar de alg6n modo la extremada curiosidad, y esto se realiz6 el dia 13 de febrero saliendo a1 p6blico la primera gaceta con titulo de Aurom de Chile, peri6dico ministerial y politico. No se p e d e encarecer con palabras el gozo que caus6 este establecimiento: corrian 10s hombre:; por las calles con una .4ziroru en la mano, y deteniendo a cuantos encontrabar1, leian y volvian a leer su contenido, d h d o s e 10s parabienes de tanta felicicjad, y prometihdose que por este medio pronto se desterraria la ignorancia y ceguedad en que hasta ahora habian vivido, sucediendo a &as, la ilustracii)n y la cultura que transformarian a Chile en u n Reino de sabios. Para editor y maestro que debia aumentar y formar la opini6n del pGbP,ico Iue elegido por el Gobierno u n fraile de la Buena Muerte, natural de Valdjvia, el c u iI por haber sido declaradamente secuaz de Voltaire, Rousseau, y otros herejc1s de esta clase, habia sido castigado por la Inquisicibn de Lima, Y despuks de haber tenido buena parte en la revoluri6n de Quito, se hallaba fugitivo en este reino, activando cuanto podia las llamas de insurrecci6n. Estas cualida des v delincuente conducta, que debian hacerlo despreciable en cualquier F)ais arreglado, eran precisamente sus recomendaciones principales, sin las que seria in6til para el destino. Efectivamente no padecieron engaiio en la elecci6n, porque desde la primera phgina de su peri6dico empez6 a diifundir muchos errores politicos v morales de 10s que han deiado estampados 10s impios fil6sofos Voltaire y Roussexu, aunque en la doctrina del segundo estaba m & iniciado, pues traslada por 10 com6n literalmente 10s fragmentos de sus trat;idos. T o d o el d i n es probar que la soberania reside en 10s pueb h , que II reyes reciben la autoridad de estos mediante el contrato social 3s y que son aimovibles por la autoridad del pueblo. Que la filosofia ha sido desatendida p()r el espacio de 18 siglos, pero que ya amanece la Aurora de sus triunfos. y 1empieza a levantar su frente luminosa y triunfante: que es decir que la 1mpiedad y el error prevalecen sobre Ia reIigi6n de Jesucristo. En cuanto a pukAicar noticias, se observa m5s puntualmente que en 10s aiiteriores tiern130s aunlentar y fingir las que convencen 1a total ruina de la Peninsula, las7

s

29

ventajas de las Provincias revolucionadas de America y la ninguna esperanza, ni probabilidad de recobrar su trono Fernando VII (7). El estudio politico de las publicaciones hechas en la Aurora de ChiCe no pertenece a estas piginas, y ha sido, por lo demis, hecho antes por muchos historiadores. El fraile de la Buena Muerte difundi6 alli miximas y conocimientos que electriiaron a sus contemporineos. Don Santiago Muiioz Bezanilla no vacilaba en llamar pluma divina a la de Henriquez (Tizdn Iiepublicano, 1823, p. 32), recordaiho sin duda el efecto que ella caus6 diez aiios antes de la fecha en que 61 mismo escribiia. Otro d; sus admiradores. Manuel Magallanes, dijo en 1827:Que no sc olvide el inmortal Camilo cuya pluma por snbia y peregrina fue del pais la defensa y cl a d o y mereci6 el rcnombie de divina.

.

se publicase en sitios a l p remotos, como Lima, o re