La libertad 11 12 (2010)

of 32 /32
PENSAMIENTO ORGANIZACIÓN ACCIÓN año V número especial 11-12 diciembre 2010 11 y12 Edición Editorial, Nacionales, Internacionales, Historia, Salud, Género e identidades; Arte, Cultura y Letras; Educación, Ecología, Humor. ISSN: 1659-388X

Embed Size (px)

Transcript of La libertad 11 12 (2010)

1. ISSN: 1659-388XP E N S A M I E N TO a oVn m e roO R GA N I Z AC I N e s p e c i a l11 - 1 2ACC I Nd i c i e m b r e2 01011y12EdicinEditorial, Nacionales, Internacionales, Historia, Salud, Gnero e identidades; Arte, Cultura y Letras; Educacin, Ecologa, Humor. 2. 1 La LibertadAo VNmero 1 1-12ISSN: 1659-388XEditorialEEl carcter voluntario y colectivo con el que se realizan muchas de las publicaciones anarquistas en Amrica Latina, y ms especficamente en Costa Rica, hace que las mismas estn sujetas a las circunstancias en las que se desarrollan las personas que en ellas colaboran. Circunstancias que van desde el contexto material, cuestiones monetarias y de tiempo, hasta situaciones personales y organizativas dentro de los colectivos. En este sentido, el hecho de que una publicacin como La Libertad desaparezca durante un ao entero no debera extraar a nadie; que reaparezca despus de ese perodo tampoco. La Libertad aparece por primera vez en Julio del 2006. Su creacin estuvo a cargo del Colectivo Anarquista de Puntarenas, Costa Rica, junto a la colaboracin de compaeras y compaeros de gran trayectoria en las movilizaciones sociales, con ideales de horizontalidad y antiautoritarismo. Buscando retomar los ideales libertarios (anarquistas) costarricenses de antao, como los del Centro de Estudios Sociales Germinal, se propuso como un medio de anlisis sobre la problemtica social nacional, puesto que surga en el naciente contexto de lucha contra el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamrica y Repblica Dominicana (CAFTA, por sus siglas en ingls). Posteriormente durante este ao se unen a la iniciativa varios colectivos e individualidades principalmente de San Jos, con la idea de llegar a la construccin de una Federacin Anarquista Costarricense. Para el 2007 se consolidan las colaboraciones de algunos colegas y tambin se integran otras compaeras y compaeros de gran experiencia (desde otras iniciativas anarquistas de la dcada de los aos 80 del siglo XX, como lo fue la revista Acracia). Junto a la misma crecen varias iniciativas y proyectos de divulgacin, entre los cuales se encontraban el Crculo de Estudios La Libertad, el Centro de Estudios Anarquistas Germinal, Ecos de la Utopa, un programa de radio por internet y ahora, una nueva iniciativa que est por publicarse como los Cuadernos La Libertad. Dicha actividad se mantuvo de forma constante, a pesar de lo intermitente del proceso, hasta finales de 2009, cuando por distintas circunstancias materiales y personales de las y los colaboradores, se suspende, casi de forma total, durante casi un ao, la edicin de La Libertad y dems proyectos. Sin embargo, ah donde se puede sealar la fragilidad de estas iniciativas es tambin donde se puede observar su mayor fortaleza. El carcter colectivo y horizontal de las mismas permite que estas puedan ser retomadas con un nuevo impulso, con el objetivo siempre presente de divulgar ideas e informacin queayuden a construir conjuntamente una sociedad ms libre y justa. Es a mediados de 2010 que se empieza a perfilar una nueva experiencia colectiva con la creacin de la Colectiva La Espiral, con participacin tanto de personas provenientes de iniciativas y colectivos anteriores como de nuevas y nuevos compaeros; los cuales deciden volver a empezar el trabajo de edicin de La Libertad como un medio de difusin de los ideales cratas en Costa Rica y como parte de un proceso de reactivacin de los mismos por parte de sta y muchas agrupaciones ms. Es un proceso constante, no finito, en el que prima no slo la edicin de una revista o peridico slo por la edicin misma, sino una construccin de nuevas formas organizativas y de convivencia, en un contexto nacional e internacional que se vuelve cada vez ms violento y represivo ante estas formas de vivir y de pensar; represin que va desde la ms abierta violencia fsica, la exclusin social, la discriminacin por etnia, clase o gnero, el deterioro ambiental, hasta el ms profundo sentimiento de terror social que desencadena en la apata, la frustracin y la desesperanza. Con esto en mente es que la Colectiva La Espiral retoma el proyecto de La Libertad, con nuevo mpetu, nuevas y viejas compaeras y compaeros, con el constante anhelo de colaborar en la construccin de un mundo nuevo. El cual fue, es y ser siempre un proyecto abierto a colaboraciones de cualquiera que as lo desee en sus distintas secciones (Nacionales, Internacionales, Teora, Historia, Ecologa, Arte, Cultura y Letras, Gnero e Identidades, Salud, Humor. Los criterios editoriales se encuentran ms adelante en este nmero).Creditos Apartado Postal: 509-2070 Sabanilla, San Jos, Costa Rica Gabriel Carvajal Valdy Correo Electrnico: [email protected] Sitio electrnico: http://lalibertadcr.wordpress.com http://lalibertadcr.blogspot.com Costa Rica: C 800 Extranjero: $ 5 Suscripcin anual nacional: C 5000 Suscripcin anual extranjero: $10 Colectiva La Espiral Diciembre, 2010. Colaboradores y colaboradoras en este nmero: Sebastin Snchez Diana Picado Susana Aguilar Cinthya Arroyo Julin Arenales Jos Cspedes Sergio Guilln Rodrigo Quesada Monge Diseo de portada: Noelia Cruz Ilustracin de la portada: Rafael Espinoza Diagramacin: Colectiva La EspiralTodos los artculos pueden ser reproducidos libremente citando la fuente. La responsabilidad del contenido de cada artculo es exclusiva del autor o autora. 3. 2 La LibertadAo VNmero 1 1-12ISSN: 1659-388XNacionalesYa no quedan ms mejillasNo obstante, la violencia del Estado, las presiones oficiales y el cerco meditico nuevamente, como otras tantas veces en nuestra regin, permitieron la negociacin y gestaron una salida al conflicto. Pero este caso es un ejemplo ms de las formas en que actualmente el sistema capitalista y el Estado matan en la regin centroamericana; es un ejemplo de la barbarie a la que es capaz de llegar la derecha fascista para imponer sus proyectos de liberalizacin econmica, extraccin de recursos y mercantilizacin de la vida. Se trata de una tendencia que tiene varios aos de venirse cuajando y que ha venido tomando forma bajo el eje militarista y neoliberal de los Estados de la regin, desde Mxico y Honduras, pasando por Costa Rica, hasta Panam y Colombia. No es casual la estrecha relacin de la actual presidente de Costa Rica con el gobierno de Martinelli (que en su forma ms vulgar se concreta en la participacin de efectivos policiales costarricenses en los actos de represin dentro de fronteras panameas), ni el papel que nuestro pas jug en la legitimacin internacional del golpe en Honduras y del inconcebible gobierno de Porfirio Lobo.As queda desnuda la mentira que da a da nos hacemos a nosotros y nosotras mismas sobre nuestra Costa Rica de paz y nuestra perpetua y sacrosanta neutralidad: los militares gringos gozarn de absoluta inmunidad ante la justicia tica, los marines podrn entrar y salir del pas a voluntad y circular por todo el territorio nacional uniformados y portando sus armas de combate. A nadie alarma la cascada de denuncias internacionales sobre agresiones, violaciones y amedrentamiento de efectivos gringos a ciudadanas y ciudadanos de otros pases ocupados. Pero no se crea que esto es nuevo. La estrategia militarizante del gobierno ya se poda entrever con el acuerdo de intercambio con el gobierno italiano de entrenamiento militar a policas ticos por bonos de carbono para el pas europeo. Ni qu decir de las numerosas ocasiones en que desde 2007 se han aprobado desembarcos semejantes al mencionado: 5 barcos de guerra artillados y 17 guardacostas hace 3 aos, 13 buques de guerra con una tripulacin aproximada cada uno de 20 oficiales y 200 enlistados en 2009 (todos cargados de avioncitos y helicpteros), y muchos otros permisos de desembarco para naves guardacostas. Todo esto, bajo el discurso de la seguridad democrtica y el combate al narcotrfico. La falsa guerra contra las drogas, que nunca pone como sus objetivos principales a los capos de las mafias locales e internacionales, ni a las figuras de la narcopoltica de los gobiernos regionales, es d e N o e l i a C ru zMs de 4000 trabajadores afiliados a la Confederacin de Trabajadores de la Repblica de Panam y 700 trabajadores de Convergencia Sindical, se manifestaban el 8 de julio repudiando la eliminacin del derecho a huelga, la restriccin de la libertad sindical, la penalizacin con crcel de la protesta y la eliminacin de las cuotas sindicales, cuando fueron brutalmente reprimidos por fuerzas policiales que luego del garrote y la violencia dejaron un saldo de 7 personas muertas, ms de 100 hospitalizadas y cerca de 30 detenidas. Estas acciones despertaron movilizaciones en todas las provincias del pas, as como la convocatoria, por parte del Encuentro Nacional de Dirigentes Populares, Sindicales y Gremiales, a una Huelga Nacional para el martes 13 de julio. Las organizaciones obreras y campesinas, amenazadas con quedar desplazadas por la creacin, bajo ley, de una central sindical fiel al gobierno, demandaron la liberacin de las y los trabajadores presos y la impugnacin de los asesinatos polticos cometidos.nDesde inicios de julio de este ao, trabajadoras y trabajadores bananeros, campesinos e indgenas de la provincia de Changuinola en Bocas de Toro (Panam), permanecan en huelga en defensa de derechos laborales bsicos amenazados por las llamadas Ley Chorizo y Ley Carcelazo aprobadas por el gobierno derechista y militarista de Martinelli.No es tampoco casual que la presencia militar criolla haya aumentado en estos ltimos meses, paralelamente a la influencia y la intervencin militar norteamericana. El permiso de desembarco de ms de 7 mil soldados, 46 buques de guerra y 200 helicpteros del ejrcito estadounidense por parte de la alianza oficialista-evanglicaliberticida en el parlamento tico, expone en toda su crudeza la inexistencia de soberana nacional en Costa Rica, y la clara disposicin de la oligarqua local de ponerse a las rdenes de los proyectos geopolticos del gobierno gringo.Il us tr aciColectiva La Espiraltan solo una ilusin, un discurso en holograma para desviar la atencin de los verdaderos intereses: incrementar la presencia militar norteamericana en Centroamrica y consolidar la hegemona del proyecto neoliberal. No debe asombrar, en este sentido, que en todo el mundo los pases con mayor presencia militar estadounidense son los que presentan los mayores incrementos en produccin y comercializacin de drogas. Las consecuencias de dichos mecanismos los estamos viviendo ahora casi a diario: represin poltica, criminalizacin, desmantelamiento del andamiaje jurdico de derechos, penalizacin de la protesta, estigmatizacin meditica de la lucha social. Esta guerra permanente contra el otro (el inmigrante, el delincuente, el comunista, el pandillero, pero tambin el campesino, el indgena, el pobre), sobretodo en su versin de guerra contra el narco, es en realidad, como se ha dicho antes, una guerra contra los pueblos (http://www.elpais.cr/ articulos.php?id=28871), una guerra que no alcanza a la Amrica opulenta del norte, ni se interesa por plantearse de manera seria la solucin de ningn conflicto. Esta supuesta guerra es una sistemtica y calculada agresin regional. Constituye la expresin explcita de un impulso implcito: el control y dominio de poblacin y recursos. Las estrategias comerciales ocultan estrategias de saqueo, las iniciativas de cooperacin ocultan intereses de control, las polticas de seguridad regional ocultan polticas de dominio geopoltico. Ejemplo de estas formas son los tratados de libre comercio, la Iniciativa Mrida, el Plan Colombia, pero tambin signos ms puntuales como el Tratado Obama-Uribe para el uso de 7 bases militares colombianas por parte de Estados Unidos, la reciente reactivacin de la Cuarta Flota, el golpe de Estado en Honduras, la ocupacin militar en H a i t y la concesin de nuevas bases militares en Panam. En Centroamrica, el Estado de derecho es solo a partir de su negacin. La seguridad es solo a partir de su negacin. La paz es solo a partir de su negacin. Nuestro pueblo vive agredido por la ley, inseguro y en violencia. La nica promesa que nos hace el poder es la de no cansarse nunca de golpearnos en esa otra mejilla que incansablemente no dejamos de ofrecer; as, la nica promesa que podemos hacernos es la de armarnos de dignidad y garantizar que ya no queden ms mejillas, solo las mejillas cubiertas. 4. 3 La LibertadAo VNmero 1 1-12ISSN: 1659-388XAlianza: En poltica internacional la unin de dos ladrones cada uno de los cuales ha metido tanto la mano en el bolsillo del otro que no pueden separarse para robar a un tercero Ambrose Bierce, El diccionario del diabloOcupacin, Represin, Resistencias y Unidad de los Pueblos Entrevista a La Libertad por anarkismo.net1 En agosto de 2010 se present la oportunidad a la Colectiva La Espiral de colaborar con una entrevista para el portal virtual internacional de pensamiento crata anarkismo.net, en la seccin de artculos sobre imperialismo y guerra en Amrica Central y el Caribe; el 1 de julio de 2010, la Asamblea Legislativa de Costa Rica aprobar la peticin norteamericana para albergar tropas en el territorio costarricense. Las y los colaboradores de diferentes organizaciones e individualidades anarquistas de diversos pases que conforman la red anarkismo.net, en su seguimiento de los procesos de militarizacin y la criminalizacin de la protesta de Amrica Latina se interesaron en conocer la perspectiva de una agrupacin de Costa Rica, un pas latinoamericano que se proyecta en la escena poltica internacional como una nacin de paz el desarrollo de esta entrevista nos pone a repensar ese imaginario.1. La noticia de que miles de tropas yanquis desembarcarn en Costa Rica nos ha tomado a todos por sorpresa y refuerza nuestra visin de que EEUU est apostando a una re estructuracin regional completa, de recomposicin hegemnica, dentro de lo cual el aspecto militar es primordial. La regin Centroamrica Caribe se militariza a un ritmo acelerado. Qu lectura hacen ustedes de esta ocupacin amistosa? Primero es importante decir que la regin siempre ha sido un punto estratgico para los Estados Unidos, principalmente como plataforma y laboratorio geopoltico para poner a prueba sus mtodos militares que luego son exportados a otras zonas del continente. En este sentido, entendemos esta ocupacin militar en el marco amplio de la movilizacin general de tropas del ejrcito gringo en el mundo, en donde Centroamrica se constituye como una especie de cordn perifrico de defensa del Pentgono. En la medida en que el Imperio del norte va debilitando su poder econmico (al enfrentarse con otras potencias y sub potencias) va aumentando su presencia militar. En el caso de Costa Rica, los mltiples gobiernos de nuestro pas han sido siempre aliados materiales y simblicos de Estados Unidos. En este marco, la poblacin est acostumbrada a una cierta simpata hacia los gringos como modelo de sociedad avanzada y democrtica. Esta ocupacin viene a dejar de forma explcita esta relacin de amistad que ha tenido antecedentes importantes de intentos de militarizacin del pas. El intento de creacin de una escuela militar regional ILEA en el 2000, el apoyo a Estados Unidos en la invasin a Irak en el 2003, la introduccin de un capitulo en el TLC firmado en el 2008 que permite la venta y fabricacin de armas de guerra.Este contexto de referencia nos da cuenta de la poltica exterior hipcrita de los ltimos gobiernos costarricenses, que manejan una imagen de pas pacfico y defensor de los derechos humanos a nivel externo y conducen una estrategia de miedo y militarizacin a nivel interno. A esto hay que sumarle el rol que est jugando la nueva presidenta Laura Chinchilla quien ha sido en los ltimos diez aos una figura muy importante en el desarrollo de planes de seguridad regionales. Hay que recordar que ella tiene una amplia prctica profesional como consultora en esta materia, adems de haber servido como Ministra de Seguridad en el gobierno pasado. Para finalizar con esta respuesta debemos decir que esta ocupacin llega en un momento donde la poltica de miedo y criminalizacin ha ido en aumento. En los ltimos aos el presupuesto de seguridad se ha duplicado, el entrenamiento militar a la polica se ha hecho ms constante y los medios de comunicacin se han encargado de aterrorizar psicolgicamente a la poblacin de tal forma que en el costarricense medio pide a gritos mano dura.2. Siempre se piensa de Costa Rica como la democracia ejemplar, pero desde que ha habido un cierto incremento en las luchas sociales, cada vez se refuerza ms la represin. De igual manera, Costa Rica ha jugado un rol nada honroso como mediadora a favor de los intereses norteamericanos en distintas crisis centroamericanas, la ms reciente fue la del golpe en Honduras... Cmo entienden ustedes este panorama dentro del contexto de la ocupacin norteamericana?mantener la dominacin de la poblacin, que a nivel inconsciente reproduce esta civilidad que es diariamente desmentida por las acciones cada vez ms brutales de los rganos de seguridad. En el caso de Honduras, el ex presidente Arias jug con su imagen de Nobel de la Paz para mediar con su clsica poltica exterior de doble discurso. Paz en el exterior y guerra en el interior, de tal forma que la lectura que podemos hacer despus de un ao del golpe de Estado, es que el gobierno costarricense sirvi de cmplice y apaga fuegos que dej el camino despejado para fomentar la unidad nacional y la reconciliacin. Estos hechos para nosotros y nosotras significan una total legitimizacin del gorilismo y el militarismo que se ha agudizado con el total silencio del gobierno frente a los miles de muertos y desaparecidos. Y ni qu decir del deprimente protocolo de derechos humanos que ha dejado a decenas de familias hondureas en la absoluta incertidumbre y olvido. El ltimo elemento importante para mencionar es la reciente noticia de que todos los gobiernos centroamericanos, a excepcin del de Nicaragua, han aceptado la readmisin de Honduras en el Sistema de Integracin Centroamericana (SICA) primer paso para el total olvido y legitimacin de la poltica de seguridad nacional en la regin. Esto por supuesto que tiene relacin con la reciente firma del Acuerdo de Asociacin con la Unin Europea que con total descaro e hipocresa legitima el nuevo gobierno militarista de Honduras con miras a saquear los pocos recursos naturales que quedan en la regin.3. Cmo se est articulando la respuesta de los sectores populares a esta estrategia de despojo total?Costa Rica desde el siglo XIX ha jugado un papel simblico en la regin bastante constante. Este ha sido la construccin de la imagen de una nacin pacifica democrtica, blanca y europea que sirve como ejemplo para sus vecinos. Este mito a cristalizado en la famosa Suiza centroamericana que ha sido utilizada por las clases dominantes para mantener sus privilegios y movilizar a la poblacin cuando sea necesario.La respuesta de los sectores populares est profundamente marcada por el contexto de dominio ideolgico y pasividad que venimos mencionando en las preguntas anteriores. A nuestro criterio la capacidad de respuesta ha sido muy dbil, principalmente marcada por algunos factores como: pasividad, descontento con las organizaciones tradicionales, excesiva juridizacin de la lucha social y repliegue luego de la derrota del TLC en el 2007.Esto se ha venido a ampliar desde la abolicin del ejrcito en 1948, hecho que si vemos de cerca podemos relativizar. Esto debido a que el entrenamiento, el tipo de comportamiento y el presupuesto de seguridad viene a mantenerse constante, slo que ste es dirigido hacia una polica civil. Esto a nivel poltico es muy importante paraEn este momento la mayora de las acciones son de tipo legal y 5. 4 La LibertadAo VNmero 1 1-12ISSN: 1659-388XToda institucin poltica de dominio pretende someter a su control todas las agrupaciones de la vida social y -donde le es posible- subyugarlas completamente; pues una de sus condiciones previas ms importantes es que todas las relaciones entre los hombres sean reguladas por el rgano intermediario del poder estatal Rudolf Rocker, Nacionalismo y Culturareivindicativo tales como: recursos de inconstitucionalidad, firma de peticiones, actos culturales y alguna campaa dbil de informacin. Estas acciones, en un contexto en donde la seguridad y el aumento de la represin estn bastante legitimados en algunos sectores de la poblacin, crean una especie de cortina de humo que desmoviliza las convocatorias contra la ocupacin. Por ltimo, nos queda decir que a nivel simblico ha ido calando mucho el argumento de pas sin ejrcito con polica dbil que necesita ayuda externa para combatir a los delincuentes y narcotraficantes. De esta forma la pacfica y pobre polica costarricense necesita del siempre leal y bien preparado ejercito gringo para proteger a la poblacin desprotegida. Esto para el gobierno nacional es sumamente barato en trminos de inversin, adems de convertirse en un arma de disuasin muy importante contra cualquier tipo de disidencia social. Desde el espacio de la Colectiva La Espiral vemos que para levantar esta respuesta es necesario fomentar el anti-militarismo militante, la solidaridad regional efectiva y romper con la pasividad nacionalista dominante que tanto dao le ha hecho al movimiento antagonista de Costa Rica.4. Qu entienden por anti-militarismo militante? Entendemos este concepto como una estrategia a largo plazo que se debe asumir en colectivo. Parte de dos puntos principales: primero de recuperar los planteamientos del anti-militarismo anarquista de principios del siglo XX y segundo darle una sentido local y contemporneo a este rechazo de la estructura militar. En ese contexto es que creemos que podemos apuntar hacia un anti-militarismo militante, en el sentido de ir configurando un proyecto alternativo a las fuerzas armadas y jerrquicas. En este punto es importante dejar claro que la crtica crata a la estructura del ejrcito va directamente hacia el sistema ideolgico y material que le da sustento, o sea, los cdigos mando-obediencia. De esta forma la crtica anti-militarista es un componente ms de la lucha anti-capitalista y anti-estatista, pues es en las fuerzas armadas donde se concentra una de las caras ms visibles de la dominacin del sistema imperante. Sabemos que dentro de esta visin a largo plazo hay mucho camino que recorrer y nosotros como colectivo no estamos en la capacidad de asumir estas tareas solas y solos. Por esta razn, apuntamos a contribuir a esta perspectiva desde una visin particular y mas cotidiana que se dirige a ir motivando en los movimientos sociales la vocacin de sealar y denunciar la institucionalizacin de la violencia de todo tipo (sea estatal o privada). Esto es importante ya que en Costa Rica un pas sin ejrcito- elaparato estatal apunta a una interiorizacin profunda de la cultura del miedo y el terror al otro. Y es en esta poltica diaria donde se va militarizando la vida social, estrategia que prepara psicolgica y materialmente a la poblacin para permitir la invasin de los marines con la excusa de la ayuda humanitaria y el combate al narcotrfico.5. Qu entienden por solidaridad regional efectiva? Este tipo de solidaridad apunta a dos aspectos principales. El primero tiene que ver con romper la poltica exterior hipcrita y reaccionaria que han construido los distintos gobiernos de Costa Rica con respecto a la regin centroamericana. Histricamente nuestros gobiernos han sido fieles seguidores de la poltica imperialista de Estados Unidos y en esa perspectiva, Costa Rica ha servido como un laboratorio poltico-ideolgico para la regin en el sentido de promocionar al pas como un ejemplo de democracia capitalista disciplinada y pacfica para el capital transnacional. Este posicionamiento de las lites polticoeconmicas es lo que queremos romper cuando hablamos de solidaridad efectiva. En este sentido, es una meta y aspiracin a largo plazo que incluye tanto el vnculo cercano entre organizaciones sociales de la regin como la articulacin de una capacidad de respuesta ms vigorosa frente a los ataques de las clases gobernantes y sus aliados. Estamos todava lejos de esta realidad, pero ya es el momento propicio para irse acercando poco a poco a formas de coordinacin y apoyo mutuo ms cercanas entre los hermanos y hermanas centroamericanas.6. En lo concreto, Qu propone La Libertad como pasos para empezar a oponerse a la ocupacin?7. Creen por ltimo que habr un alza en las luchas en la regin, considerando las recientes movilizaciones de Panam y Honduras? Cmo ven el escenario a mediano plazo? Es una respuesta difcil de dar, ya que desde nuestro punto de vista el panorama es bastante oscuro y complejo. A nivel de las lites y sus aliados existe una amplia derechizacin de los gobiernos en la regin, de la mano de un cerco meditico casi de hierro, en donde la mayora de los medios de comunicacin de Centroamrica estas controlados por la mafias poltico-empresariales. Esto es muy claro en los casos que se mencionan, ya que existe un acuerdo entre las cadenas de noticias ms importantes de no difundir ninguna informacin sobre las movilizaciones en Panam y Honduras. Por ejemplo en nuestro pas no hubo ni una sola cobertura importante de las muertes y protestas en Panam, ya que existe un pacto importante entre la presidenta Laura Chinchilla y Martinelli para no pasar ningn tipo de informacin que desacredite a ste ltimo. Este pacto entre Panam y Costa Rica existe tambin con Honduras, de tal forma que podemos hablar de una especie de tringulo duro de derecha en la regin que apunta a una estrategia expansiva de criminalizacin de la protesta social y una creciente militarizacin con el apoyo cercano de Estados Unidos, pero tambin de varios gobiernos europeos como son Italia, Francia y Espaa. Bajo este panorama de incertidumbre vemos que todava existen fisuras importantes que pueden ir abriendo los sectores populares, pero siempre con una perspectiva de resistencia y supervivencia con pocas posibilidades de construccin de alternativas sostenibles a largo plazo. NotasCreemos que sera un exceso plantear pasos definidos para lo que se viene, ya que en este momento somos una parte muy pequea del movimiento social como para poder influir de forma decisiva en el rumbo de los acontecimientos. En este marco apuntamos a una tarea que implique la denuncia constante bajo todas las formas posibles, el apoyo a las acciones que desde otros sectores se planten para oponerse a esta ocupacin y desmentir la poltica hipcrita y reaccionaria del gobierno costarricense tanto a nivel interno como externo. En esta perspectiva valoramos de forma bastante importante el apoyo que nos ha dado este espacio de anarkismo.net para difundir nuestro mensaje y colaborar a desnudar de forma radical la poltica exterior de Costa Rica que con completo cinismo viola todos los acuerdos internacionales firmados en materia de derechos humanos, sindicales y ambientales.1. Entrevista disponible en: http://www.anarkismo. net/article/17369 6. 5 La LibertadAo VNmero 1 1-12ISSN: 1659-388XNo miremos nunca atrs, siempre adelante, porque adelante est nuestro sol y nuestro bien, y si nos es permitido y si es til mirar alguna vez atrs, no es ms que para justificar lo que hemos sido y lo que no debemos ser, lo que hemos hecho y lo que no debemos hacer jams Miguel Bakunin, El patriotismoCelebraciones patrias I Colectiva La EspiralA propsito del 15 de septiembre de 2009 Algunos casos de brutalidad policial en Costa Rica en el 201012 de Abril 50 agentes del Organismo de Investigacin Judicial entran a la Universidad de Costa Rica a buscar a un oficial de trnsito por una mordida de $20. Saldo: estudiantes, profesores y funcionarios golpeados y encarcelados.29 de Abril Protesta en el Caribe, provincia de Limn. Cierre de vas por lucha contra la privatizacin de los puertos. Saldo: 10 detenidos, golpeados y torturados. Una persona presa y cargos a mltiples profesores universitarios y trabajadores por resistencia agravada, destruccin de propiedad, cierre de vas.8 de Mayo Traspaso de poderes en la capital San Jos. Saldo: 10 detenidos en su mayora estudiantes universitarios. Un joven golpeado e inconsciente termina en el hospital. Polica montada, antimotines e infiltrados provocan una concentracin pacfica contra la presidenta electa Laura Chinchilla.13 de Mayo Estudiantes del Colegio Vargas Calvo (cerca de la Universidad de Costa Rica) golpeados y arrestados por anti-motines. Motivo: protesta contra medidas injustas de represin en el uniforme e inconformidad con la direccin.6 de noviembre Estudiantes de la Universidad Nacional fueron detenidos por defender a vendedores ambulantes agredidos. Fueron llevados al Fortn ubicado en la ciudad de Heredia y torturados por los oficiales de la polica municipal.El encuentro de culturas: o cmo celebramos ser blanquitos y europeos En estos das de paz, es necesario recordar algunos acontecimientos: el llamado encuentro de culturas nunca existi, sino ms bien hubo un perodo de colonizacin; en este se exterminaron grupos poblacionales indgenas por parte de los espaoles e iniciaron la trata y trfico de poblacin africana (recomendamos los trabajos sobre el tema de la escritora Tatiana Lobo y el historiador Carlos Melndez) para servir a los amos en su funcin de esclavitud en el suelo nacional (hoy da se da el trfico de personas africanas en lanchas, como la recin varada en la costa limonense). En este contexto de colonizacin espaola, se genera el 15 de setiembre de 1821 en la Capitana General de Guatemala la firma del Acta de Independencia, en la cual se funda Costa Rica Libre (segn la primera Junta Administrativa, con su jefe de Estado Juan Mora Fernndez) hasta 1848 donde se declara la Primera Repblica de Costa Rica (con su primer presidente Jos Mara Castro Madriz). Despus de la guerra de 1856 con los filibusteros, se generan disputas en torno a los lmites de la Repblica, por lo que el 15 de abril de 1858 se firm el Tratado CaasJerez (con Juan Rafael Mora Porras como presidente de Costa Rica y Toms Martnez de Nicaragua) para delimitar la lnea fronteriza entre Costa Rica y Nicaragua. Ya para el siglo XX, Panam era parte de Colombia y esto gener varios conflictos territoriales (como la Guerra de Coto en 1921), dicha situacin continu varios aos hasta que se gener el Pacto de Cirujanos (connotacin que se dio por la profesin del presidente costarricense Rafael ngel Caldern Guardia y el panameo Arnulfo Arias Madrid) el 1 de mayo de 1941. Es este Tratado Echandi Montero-Fernndez Jaen el que establece los lmites fronterizos entre Costa Rica y Panam.Comunistas, catlicos y burgueses: todos juntitos y revueltos En esta dcada de los aos cuarentas del siglo XX se dio el pacto entre Iglesia-EstadoPartido Comunista y en las elecciones de 1948 se declar fraude y posteriormente se gener la Revolucin del 48. El da 37 de este conflicto, es decir, el 17 de abril de 1948 se produjo el llamado Pacto de Ochomogoentre el Partido Vanguardia Popular (encabezado por Manuel Mora) y el Ejrcito de Liberacin Nacional (del cual se gener el Partido Liberacin Nacional, encabezado por Jos Figueres Ferrer), estuvieron como testigos el padre Benjamn Nez y Carlos Luis Fallas (CALUFA). Dicho acontecimiento signific la idea que se maneja desde que Yav pact con su pueblo, en la cual se represent con el Arco de la Alianza, pero en trminos costarricenses represent la fundacin de la nueva Junta Administradora de la Repblica. Ahora, con la mencin de tales hechos qu representan los 188 aos de independencia? Qu es eso llamado identidad nacional? Sobre el alma nacional como producto histrico, o como el espritu popular (Volksgeist, en trminos alemanes) que permite distintas manifestaciones de la cultura, vemos la notable tradicin blica costarricense (sin mencionar los procesos de guerra centroamericana durante la dcada de los ochentas que generaron tensiones de otro tipo, como las ideolgicas) transferidos hoy da a las fuerzas policiales especiales debido a la abolicin del ejrcito en 1948. Fue hasta la dcada de los aos cincuentas donde la mujer pudo ejercer el voto en las elecciones nacionales. Tal identidad nacional o tica (a partir de la connotacin durante la dcada de los ochentas) hoy da la percibimos a travs de heronas artsticas (como cantantes que representan la voluntad de un pueblo en concursos de dolos americanos) ilusiones deportivas (como la decepcionante Seleccin de Ftbol) y nuestra juventud (nada influenciada como otras generaciones por el movimiento estudiantil de Crdoba o del Mayo 68) que se desenvuelve entre el dilema de escoger entre la esttica del mundo de colores (a lo in de Teletica), entre una cuenta de Tagged o Facebook. Pero el hecho que une nuestra identidad consiste en la grandiosa celebracin de un 2 de agosto (da de la negrita) y de un 15 de setiembre (da de la patria), donde se consumen metros cbicos de alcohol sea de forma in (en los bares y con la ltima moda) y out con las poladas y la pacha en media calle. Por todo ello, celebremos los valores de nuestra querida patria! 7. 6 La LibertadAo VNmero 1 1-12ISSN: 1659-388XLa fuerza de una insurreccin es social, no militar. La medida para evaluar la importancia de una revuelta generalizada no es la clase armada, sino por el contrario la dimensin de la parlisis de la economa, de la normalidad Killing King Abacus, Algunas notas sobre anarquismo insureccionalistaQu celebramos este mes de setiembre en Costa Rica? Colectiva La EspiralQu celebramos este mes de setiembre en Costa Rica? Independencia y soberana nacional? El pasado 15 de septiembre de 2010, un grupo de activistas decidimos intervenir en los desfiles patrios organizados en los alrededores de San Pedro para difundir nuestro mensaje de protesta. Esta vez improvisamos un batalln militar yankee con el fin de denunciar la presencia de las tropas gringas en nuestro territorio. Siguiendo el canto de: Este cuerpo es militar nadie nos podr tocar, las armas arreglarn todo lo que aqu est mal. La guerra es la paz, no nos queda nada ms, tendremos impunidad, nadie nos podr tocar. Intervenimos el espacio pblico con el fin de romper la normalidad, problematizar nuestra realidad y dejar tiempo para que la gente reflexione de forma crtica lo que pasa en la actualidad. Repartimos volantes, hablamos con las personas que se acercaban y posicionamos nuestro mensaje por un espacio de unas 2 horas. El contenido del volante se muestra a continuacin: Puede hablarse de soberana nacional en Costa Rica cuando nuestros gobiernos nos ponen a la orden de los proyectos geopolticos del gobierno de Estados Unidos? La regin centroamericana siempre ha sido un punto estratgico para los EstadosUnidos: Se constituye como plataforma y laboratorio geopoltico para poner a prueba sus militares que luego son exportados a otras zonas del continente; como una especie de cordn perifrico de defensa del Pentgono. Los gobiernos costarricenses han sido siempre aliados materiales y simblicos de Estados Unidos. Los ltimos gobiernos manejan una imagen de pas pacfico y defensor de los derechos humanos a nivel externo y conducen una estrategia de miedo y militarizacin a nivel interno: en los ltimos aos el presupuesto de seguridad se ha duplicado, el entrenamiento militar a la polica se ha hecho ms constante y los medios de comunicacin se han encargado de aterrorizar psicolgicamente a la poblacin de tal forma que la y el costarricense medio pide a gritos mano dura. Algunos datos por ao:2000 El intento de creacin de una escuela militar regional ILEA (International Law EnforcementAcademy -Academia Internacional para el Cumplimiento de la Ley-)2003 El apoyo por parte del gobierno costarricense a Estados Unidos en la invasin a Irak.2007 Desde este ao se han aprobado desembarcos de 5 barcos de guerra artillados y 17 guardacostas (del Comando Sur)2008 La introduccin de un capitulo en el TLC firmado en este ao, que permite la venta y fabricacin de armas de guerra. Adems se reactiv la IV Flota para reforzar al Comando Sur de EEUU que supervisa Latinoamrica en caso de crisis.2009 Llegada de 13 buques de guerra con una tripulacin aproximada cada uno de 20 oficiales y 200 enlistados. Todo esto, bajo el discurso de la seguridad democrtica y elcombate al narcotrfico.2010 El pasado jueves 1 de julio, la Asamblea Legislativa de Costa Rica aprob la peticin norteamericana de permiso para albergar una cifra an incierta de entre 7.000 y 13.000 tropas norteamericanas en nuestro pas, las cuales llegaran en 46 buques de guerra. Peticin apoyada por el gobierno de Laura Chinchilla y los partidos que la apoyan (PLN, ML, RC). Adems, el entrenamiento militar a policas ticos por bonos de carbono para el gobierno de Italia. Los militares gringos gozarn de absoluta inmunidad ante la justicia tica, los marines podrn entrar y salir del pas a voluntad y circular por todo el territorio nacional uniformados y portando sus armas de combate... Esto es soberana nacional? Reivindicamos la accin directa pacfica, antimilitarista y libertaria. 8. 7 La LibertadAo VNmero 1 1-12ISSN: 1659-388X El que no sabe es un imbcil. El que sabe y calla es un criminal Bertolt BrechtCriminalizacin del movimiento social en Costa Rica En esta democracia centenaria, llamada la Suiza Centroamericana ocurren casos de persecucin, amenazas, ataques directos y criminalizacin contra los movimientos sociales y quienes los integran. Actores y actoras que cuestionan y se oponen al modelo excluyente, privatizador y neoliberal son mancillados por defender sus derechos. El poder (gobiernos, medios de comunicacin, instituciones pblicas, partidos polticos, jerarquas institucionales, empresasnacionales y transnacionales) usa de manera cada vez ms sistemtica la violencia contra quienes contestan a la privatizacin, a la contaminacin, a la muerte, a la injusticias, a la exclusin y toda clase de violaciones a los derechos humanos. Por esta razn nos dimos a la tarea de revisar algunos documentos con el fin de sistematizar estas violaciones y no sigan en el anonimato. Este resumen puede que este incompleto dado a que muchos de estos actos de criminalizacinCriminalizacin de la Lucha Indgena -Caso emblemtico: Desalojo violento de 21 indgenas de la Asamblea Legislativa. El 9 de agosto del 2010, un grupo de 25 lderes indgenas, de distintas organizaciones, con ocasin de celebrarse el Da Internacional de los Pueblos Indgenas, decidieron realizar una Conferencia de Prensa en el Saln de Benemritos de la Asamblea Legislativa, luego decidieron quedarse all, hasta que se resolviera sobre el Proyecto de Ley de Autonoma Indgena. El Presidente de la Asamblea Legislativa, no quiso dialogar con los indgenas, ordenando el desalojo, a travs de la Jefa de Seguridad Interna del Congreso, y apoyada por el grupo de oficiales seguridad, arrastraron, golpearon e hirieron a los indgenas que se encontraban en el Saln de Benemritos, tirndolos literalmente a la calle, pues los indgenas se resistieron de manera no violenta a salir por su voluntad. -Entre abril y diciembre del 2009, Sergio Rojas Ortiz, Indgena Bribri, Presidente de la Asociacin Indgena de Salitre y Silvino Villanueva Ziga, Indgena Cabcar del Territorio de Ujarrs, ambos miembros de FRENAPI, fueron amenazados; esto para que abandonaran la lucha por sus tierras. -El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) desde hace ms de 18 aos, inici labores para el desarrollo de una Planta Hidroelctrica (PH) en territorio indgena, Boruca y luego Trraba, Actualmente este Proyecto - PH Diqus PHD - se impulsa con obras de infraestructura bsicas y apertura de planteles dentro del territorio indgena de Trraba. El ICE criminaliza organizaciones que no estn de acuerdo en la construccin de una mega represa en su territorio indgena violando el convenio 169 de la OIT. El movimiento indgena de oposicin al PHD, ha sufrido persecucin, amenazas y la intervencin abierta del Estado, creando estructuras paralelas dentro del Territorio Indgena, llamados Comits de Enlace, los cuales estn dividiendo las comunidades indgenas y aumentando los conflictos entre ellos, segn manifiestan muchos indgenas de la zona, todo en franca violacin de los Derechos Humanos de estos pueblos, como son el Derecho de Consulta y de Autonoma y no injerencia estatal. Generando persecucin contra los lderes indgenas que reclaman el cumplimiento de sus Derechos Fundamentales. Por estas luchas han sido acusados ante los Tribunales varios lderes indgenas, entre ellos: Enrique Rivera Rivera, Sergio Rojas Ortiz y Silvino Villanueva Ziga.Criminalizacin de la Lucha Ambiental Las agresiones contra ecologistas y ambientalistas tienen larga data en Costa Rica. La mayora de los casos nunca han sido esclarecidos. -En 1992 fue asesinado a balazos el dirigente de la Lucha contra la deforestacin en Sarapiqu, Oscar Quirs, sin que a la fecha se conozca la verdad de lo ocurrido. -El 7 de diciembre de 1994 fallecieron en un incendio los dirigentes de la Asociacin Ecologista Costarricense (AECO), Oscar Fallas, Jaime Bustamante y Mara del Mar Cordero. En aquel momento, la AECO realizaba acciones de lucha contra la firma Stone Container Corporation quien pretenda instalar un muelle astillero en la Pennsula de Osa. Para el sector ambiental no existen dudas de que el incendio fue provocado. 7 meses despus muri otro miembro de la asociacin, David Maradiaga, luego de haber permanecido desaparecido por tres semanas.(Casos aun sin esclarecer). -En abril de 1995 fueron incendiadas simultneamente las viviendas de Wilfredo Rojas y Elizabeth Gonzlez, ambos miembros de la Campaa Contra la instalacin del Relleno sanitario en Cordel de Mora. -Miembro de la organizacin Oilwatch, Fabin Pacheco y el agricultor Eladio Chinchilla. Ambos fueron amenazados de muerte por denunciar planes de extraccin forestal que se estaban realizando en Limn. -Los miembros del Proyecto Kioscos Ambientales de la Universidad de Costa Rica fueron asaltados violentamente mientras dorman en un hotel en la comunidad de Puerto Viejo en Talamanca. -Represin violenta contra la marcha realizada en 1999 para demandar una moratoria a la deforestacin de la Pennsula de Osa. -Demandas interpuestas contra el programa sobre temas ambientales Era Verde y los ambientalistas Mariaelena Forunier y Fredy Pacheco; la presentada contra los vecinos de la Perla del Gucimo, quienes han exigido el cierre de una piera que contamina el agua; y otra la interpuesta contra el lder comunal de Desamparados, Abel Snchez Solrzano, quien ha denunciado los efectos en el ambiente del proceso urbanizador en ese cantn. -En mayo de 2008, los tres jueces Jos Lino Chvez, Jorge Bonilla y Mario Leiva que forman parte del Tribunal Ambiental Administrativo, recibieron amenazas de muertenunca son denunciados. Es importante apuntar que la mayora de los datos presentados a continuacin fueron extrados del Informe: Sobre Criminalizacin y Persecusin de Defensores/as de Derechos Humanos- Caso Costa Rica Realizado con el aporte de una gran variedad de organizaciones sociales de todo el pas. El trabajo que hizo el equipo editor de la Revista La Libertad es solamente de resumen y edicin.debido al cierre de proyectos tursticos irregulares de la zonas costeras del pas. -Amenazas de cierre de sus pginas web por denunciar las consecuencias del Proyecto Minero Crucitas de la Empresa Industrias Infinito. -En Octubre de 2010 Santos Coronado, ambientalista que forma parte de la lucha contra la minera desde hace ms de 15 aos, tambin fue amenazado. A consecuencia de de esto Coronado se ha visto obligo a cambiar de domicilio. -Amenazas recibidas por correo electrnico a ambientalistas de Movimiento por la Defensa del Agua en Sardinal y contra la organizacin Confraternidad Guanacasteca el pasado mes de septiembre. Las amenazas fueron hechas por un grupo clandestino autodenominado como el WeWaWa (We Want Water). -Caso emblemtico Carlos Arguedas Mora Ambientalista y Sindicalista. (Ver pgina 32). -El 2 de noviembre de 2010 Laura Chinchilla llama a Luchar contra ambientalistas que se oponen a la construccin del aeropuerto en la Zona de Osa. Este proyecto de inters nacional y utilidad pblica afectar al mayor humedal de Costa Rica, con ms de 1600 hectreas. De esa riqueza natural dependen once comunidades dedicadas a la pesca artesanal. La obra del aeropuerto, segn sus impulsores, incentivar el turismo industrial y permitir el progreso de estos pueblos de pescadores. Adems de su riqueza arqueolgica y cultural, en este lugar est alojado el 2% de la biodiversidad mundial.Criminalizacion de la Lucha Sindical -Un miembro de la Asociacin de Tcnicos y Trabajadores de la Energa y las Telecomunicaciones (ANTTEC) y funcionario del ICE fue perseguido durante aproximadamente 11 das. Debido a esta situacin, el afectado decidi contratar una empresa privada de seguridad quienes eventualmente identificaron a las personas quienes lo perseguan. En el mes de mayo, el afectado formul una denuncia ante el Ministerio Pblico por temor a su vida, la cual eventualmente fue desestimada. -Intento de Privatizacin de los Muelles de Limn JAPDEVA. Intromisin ilegal, violacin de la autonoma Sindical y el fuero sindical. El 15 de enero del 2010 el Gobierno destituy la junta directiva legtima e instauro una junta directiva ilegal e ilegtima en SINTRAJAP dispuesta a aceptar una indemnizacin millonaria a cambio de que esta diera visto bueno a la venta de los muelles a una empresa privada. Consecuentemente, el 29 de abril de 2010, se llev a cabo una marcha en Limn en la cual participaron sindicalistas, muelleros, universitarios y universitarias como protesta por las acciones del gobierno contra el sindicato y por otros ataques del gobierno hacia la clase trabajadora. El gobierno reaccion nuevamente con represin, llevando acabo 22 arrestos. Tambin fue detenida en esta marcha, Rosibel Briones Mora, integrante del Comit Cvico del Limn y quien tambin ha participado junto a SINTRAJAP en la defensa de los muelles en Limn. El 8 de mayo del 2010 fueron detenidos trabajadores de la Junta de Administracin Portuaria y Desarrollo Econmico de la Vertiente Atlntica (JAPDEVA) y estudiantes de la Universidad de Costa Rica que protestaban a favor de la liberacin de Rosibel Briones Mora, contra el Proyectos de Minera Crucitas y contra la concesin privada de los muelles en Limn. -El 20 de febrero del 2008 un trabajador de la compaa Bananera Mata de Limn fue despedido simplemente por ser lder de un sindicato. El 30 de abril del mismo ao, tambin se llevo acabo el arresto en la ciudad de San Jos del lder sindicalista Ronald Fuentes, miembro del Sindicato de los Trabajadores Emigrantes. El arresto se llev a cabo precisamente cuando estaban en proceso el trmite pertinente referente a su estatus en el pas. En el 2010, 28 trabajadores han sido despedidos, 20 con la aplicacin del despido sin justa causa y slo a 8 se les ha efectuado debido proceso. -Despedido selectivo a dirigentes del Sindicato de Unin Personal del Instituto Nacional de Seguros, llevado a cabo como consecuencia de persecucin sindical por parte de la Administracin del Instituto Nacional de Seguros. Cinco trabajadores y trabajadoras despedidas por motivos poco claros y sin justificacin por la parte demandante. -Dirigentes amenazados durante el 2006 por la lucha contra el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamrica y Repblica Dominicana. -Las amenazas de muerte a un dirigente sindical del sector pblico se llevaron acabo de forma annima a travs de mensajes, en los cuales se le advertan que si no abandonaba la lucha contra el TLC con los Estados Unidos le sucedera lo mismo que a Parmenio Medina, quien fue asesinado en el 2001. 9. 8 La LibertadAo VNmero 1 1-12Les invitamos a participar en esteespacio de denuncia.No ms silencio!El camino a la barbarie Costa Rica vive hoy uno de los momentos ms grotescos de su camino hacia la barbarie. Como generacin, asistimos al punto de ruptura entre los resabios del mal llamado Estado de Bienestar y el decadente Estado de derecho, y la consolidacin de un Estado de sitio cuya principal poltica consiste en la declaratoria de guerra. Los enemigos: los sectores empobrecidos, excludos y marginados, que antes de percatarse se convierten en los chivos expiatorios del nuevo orden bueno. El abuso es hoy da la regla, la excepcin es el debido proceso. El cinismo con que la clase poltica-policaca exhibe los contornos de su agresividad y su violencia es slo superado por la impunidad bien lograda de sus aparatos represivos y sus altavoces ideolgicos. Los rituales del terror son cotidianos: la invasin matutina de ejrcitos de policas que botan puertas y agreden familias de barrios urbano-marginales, la humillacin de trabajadores y trabajadoras informales sometidas al garrote de las policas municipales, la agresin permanente de todo lo que parezca contrario a ese orden bueno decretado por el poder (travestis, trabajadoras sexuales, jvenes, inmigrantes, universitarios, etc.). Se trata, como dijimos en el editorial de este nmero, de una represin que va desde la ms abierta violencia fsica, la exclusin social, la discriminacin por etnia, clase o gnero y el deterioro ambiental, hasta el ms profundo sentimiento de terror social que desencadena en la apata, la frustracin y la desesperanza. Les presentamos, con profunda tristeza y creciente indignacin, los hechos de barabarie ocurridos el da 6 de noviembre de este ao en la provincia de Heredia, narrados por quienes los vivieron. En solidaridad con ellas y ellos decimos: Ninguna agresin sin respuesta!El pasado sbado 6 de noviembre, 4 compaeras/ os Anarcopunks que se encontraban reciclando verduras en la Feria del Agricultor* de Heredia Centro y entre los/as cuales se encuentran miembros de las bandas punk/crust anarquistas Barrakas y Blatta, as como editores de los fanzines: Autonoma Ya!, Lucirnaga y Menarkia, y las/os cuatro estudiantes de la Universidad Nacional y Universidad de Costa Rica... fueron arrestadas/os sin razn justificable, cerca de las inmediaciones del Hospital de Heredia (zona en donde se realiza la feria) y fueron posteriormente brutalizados/ as, torturados/as, humillados/as y en general agredidos/as de muchas formas, fsicas, verbales y psicolgicas.ISSN: 1659-388XEsta es la seccin dechanchadas Los hechos ocurrieron pasadas las 2:00 p.m., cuando ya los/as compaeras/os se disponan a regresar a la casa para cocinar su almuerzo, y pasaron al lado de unos/as oficiales de la Polica Municipal de Heredia* quienes estaban empezando a molestar (como tanto les gusta) a algunos/as agricultores, dicindoles que ya deban desarmar sus puestos de venta y decomisndoles sus verduras... al ver esto, uno de los/as compaeros/as agredidos/as, dijo con voz calmada: no sean vagos, djenlos bretiar (bretiar = trabajar), inmediatamente se dio vuelta uno de los oficiales de manera prepotente y a voz alzada diciendo: cmo me dijo? a m nadie me menta la madre a lo cual los/as compaeros/as se sintieron extraados/as y confundidas/os, y a lo que respondieron que no se le estaba ofendiendo de ninguna manera, pero eso solo provoc queentre ms policas arrestaran al compaero. En respuesta a esto y tratando de defenderlo, otro de los agredidos se fue a tratar de soltarlo y esto provoc que le agarraran violentamente del cuello, dejndolo casi sin aire mientras era esposado e introducido a la unidad mvil (patrulla), al ver esto las otras dos compaeras alteradas (como es de esperar) empezaron a gritar para que fueran liberados/as, a una compaera le agarraron su cmara fotogrfica, con la cual estaba grabando un video de los hechos y se la estrellaron contra el suelo, luego fueron perseguidas y tuvieron que correr, pero fueron interceptadas por otra unidad mvil y arrestadas tambin de forma violenta. Luego del arresto, y habiendo perdido la comida que haban logrado recolectar, fueron trasladados al Centro de Tortura el Fortn en 10. 9 La LibertadAo VNmero 1 1-12ISSN: 1659-388XEl dilogo existe slo cuando los individuos pueden hablar sin mediaciones, o sea cuando estn en una relacin de reciprocidad. Si el discurso se desarrolla en nico sentido, no hay comunicacin posible Ai Ferri CortiHeredia Centro (comisara como la llaman ellos y ellas) al llegar cerraron los portones de un gran parqueo totalmente cerrado y se acercaron ms oficiales de los y las que se encontraban ah y de manera violenta bajaron a los y las cuatro compaeros y compaeras... a las compaeras las trasladaron inmediatamente al interior del edificio y a los dos compaeros restantes los empezaron a golpear e insultar de manera brutal entre 6 o ms policas, a uno de ellos lo tumbaron al suelo y le tiraron gas pimienta en los ojos, a pesar que este no opona ningn tipo de resistencia (como si pudiera ponerla). Fueron golpeados por unos 10 minutos y luego trasladados al interior del edificio. Ah fueron esposados a una cerca metlica donde nuevamente fueron continuamente golpeados, insultados, escupidos... agredidos de forma brutal. Entre los insultos les decan: ustedes son la misma mierda que los nicas(nicas=nicaragenses, los cuales son la poblacin inmigrante ms grande en el pas), maricones, travestis, escorias, emus(como tratando de decirles emos). Mientras tanto las dos compaeras afectadas se encontraban en un cuarto dentro, esposadas con las manos atrs, en donde eran constantemente agredidas de manera verbal y psicolgica, y en donde fueron obligadas a quitarse toda la ropa como supuesta revisin (algo que a los dos hombres no les hicieron, ni siquiera revisaron las cosas que llevaban), a una de las compaeras la golpearon fuertemente en la cara en medio de insultos y torturas psicolgicas. Les decan insultos como: ustedes si hablan mierda, putas(en repetidas ocasiones), hediondas, insectos, animales(a lo cual no se sintieron tan ofendidas). A los dos compaeros les cortaron de manera burlista, su cabello, a uno sus dreadlocks y al otro su cresta, mientras otros policas se rean de ellos. Al compaero que no le haban echado gas pimienta se le acerc un polica (uno de los ms violentos) y le dijo: a usted le falta algo en los ojos y seguido dijo a otro oficial pseme el gas, mientras era golpeado, siendo utilizado como saco de boxeo con el cual se divertan. Al llegar con el gas el compaero se tap sus ojos y fue amenazado y golpeado para que quitara su mano y abriera los ojos, pero este se opuso, ya que saba que de todas formas igual sera agredido. Las agresiones se prolongaron como durante una media hora, y luego se les dej esposados/ as por unas 2 horas y media dentro del Centro de Tortura El Fortn sin comer, y llevando un fro casi insoportable, con el que el cuerpo de los agredidos temblaba, mientras eran vistosde manera burlista por los policas. A las compaeras se les intent inculpar de un robo de un celular, para lo cual les hicieron probar que sus celulares, realmente les pertenecan. Al final no pudieron acusarles del absurdo hecho. A estas se les llegaba con el pelo cortado de sus compaeros y dicindoles que estos estaban llenos de sangre, para asustarlas, dicindoles que estaban masacrndoles. Luego y siempre esposadas/os, alrededor de las 5:30 p.m. fueron trasladados/as en una patrulla a los Tribunales de Justicia de Heredia, para proceder a ponerles los cargos, en donde se les acus de Resistenciacompaeras, que por sms (mensajes de texto) que logr enviar uno de los agredidos, lograron darse cuenta de lo que suceda. Exhaustos y exhaustas por los golpes, el fro y el hambre, decidieron ir al Hospital de Heredia, a hacerse las valoraciones mdicas, para no dejar pasar el tiempo y tener pruebas de las agresiones. Entre las valoraciones fueron: edemas importantes en el testculo derecho y oreja izquierda y con mltiples golpes visibles en la cara, brazos y costados. En la valoracin de otra compaera deca: mltiples golpes, aqueja trauma en cara y manos. Trastorno psicolgico con facies de angustia, neurolgicamente ntegra. Algunos/ as fueron inyectados/as y todos/as fueron medicados y medicadas.Recordemos una vez ms:Ninguna agresin sin respuesta!Alrededor de la media noche, se trasladaron a los Tribunales de Justicia del centro de San Jos (capital) para hacer la denuncia, por miedo a hacerla en los Tribunales de Heredia, pero donde se les indic de que no se poda hacer ah, pero fueron informados ampliamente sobre lo que deban hacer para poder tener los nombres de las y los agresores y hacer la denuncia correspondiente. A las 2:00 a.m. (aprox.) del da siguiente llegaron a su casa para descansar, comer algo y, a pesar de tener sus cuerpos adoloridos, intentar dormir un poco. Aqu sacaron el chip de la cmara que haba sido estrellada contra el suelo, para sacar el video como prueba de la agresin, y se percataron que este fue tambin destruido adrede, es decir, sacaron el chip, y con un lapicero (suponen, por lo que se puede ver) fue destruido para que se perdiera la prueba de las agresiones durante el arresto.y Daos y en donde como ofendido apareca El Estado. En este lugar se les asign un Defensor Pblico, el cual, era claro a simple vista, que era compaero (amigo se podra decir) de los policas agresores, por lo cual por el momento, los y las 4 compaeras, prefirieron no hacer la denuncia por miedo a ms agresiones y consecuencias contra su integridad fsica y moral. Se les oblig a quitarse los cordones de sus zapatos con las esposas puestas. Tomaron sus datos, huellas digitales, fotos y luego de varias horas a las 9:15 p.m. fue liberado el ltimo de las y los compaeros. Recibido por un grupo de ms compaeros yLa polica, demuestra una vez ms, su estupidez y su brutalidad. En este pas en donde se vende la idea de la paz y la democracia, SE TORTURA. Los agredidos, dicen haberse sentido por momentos, como en un centro de tortura clandestino, como los existentes durante las dictaduras militares latinoamericanas. Ahora recordemos que en este pas de falsa libertad, est por pasar una Ley en donde se les da TOTAL impunidad a los oficiales de todas las divisiones de la polica, mientras estn laborando. Si en la actualidad, sin esta ley ya se realizan esta clase de torturas ahora imaginemos como ser con ella, en donde no existir ninguna oportunidad de denunciar las agresiones, ya que estas no procedern. La Dictadura Arista, que est siendo perpetuada por la actual presidenta Laura Chinchilla se est volviendo cada vez ms represora y ms violenta contra cualquiera que no quiera seguir su rgimen brutalmente impuesto. 11. 10 La LibertadAo VNmero 1 1-12ISSN: 1659-388XInternacionalesAnarquismo en Centroamrica: Una pequea radiografa actual Jos Julin Llaguno ThomasNuestro trabajo no se perder -nada se pierde en este mundo -: las gotas de agua, aun siendo invisibles, logran formar un ocano Mijail BakuninAclaraciones El siguiente texto surge de la visita del compaero Raz Cohen (miembro de la secretara de Amrica Latina por la Federacin Anarquista de las Islas Britnicas) a nuestras tierras en diciembre del ao pasado. El motivo de su visita era hacer contactos de organizaciones e individualidades anarquistas en Centroamrica, con el objetivo de conocer su trabajo. El documento que presentamos a continuacin es una reflexin que parte del reporte hecho por el compaero que se present en el congreso de la Internacional de Federaciones Anarquistas (IFA) a principios del 2010. Esperamos con esto, aportar algunas palabras de aliento a todos(as) los(as) compas simpatizantes del anarquismo en Centroamrica para ponernos en contacto y empezar a tejer una red de izquierda anticapitalista, anti-estatista y anti-autoritaria en la regin.encontramos el fanzine anarco punk Lucirnaga, la revista La Libertad, Bandera Negra y el programa de Radio por internet Ecos de la Utopa. De estas iniciativas sobrevive Lucirnaga y otros fanzines de reciente publicacin, as como la revista La Libertad con una proyeccin limitada y salida intermitente. En el campo cultural y formativo comentamos sobre el Centro Germinal que funcion entre el 2008 y 2009 con una pequea biblioteca y conversatorios sobre distintas temticas vinculadas al movimiento anarquista. Salud, Gnero, contracultura, literatura, cine, punk y abstencionismo fueron algunas de las temticas que ms se discutieron. Lamentablemente el local tuvo que ser cerrado por problemas financieros y organizativos el ao pasado. De esta experiencia nos quedan muchas amarguras, pero tambin compaeros y compaeras muy valiosas que siguen creando sus propias iniciativas. Terminandoelrecorridoorganizativocrata en Costa Rica que compartimos. Cabe recalcar que discutimos sobre muchas personas e iniciativas que hacen cosas en el movimiento social, simpatizantes de las ideas anarquistas pero que tienen poca comunicacin entre ellos. Las iniciativas que ms comentamos fueron las de ecologistas y jvenes. De esta revisin podemos concluir diciendo que la mayora de grupos se basan en la afinidad/ amistad, tienen una corta duracin (de entre varios meses a 1 ao la mayora) y son jvenes principalmente. Los campos polticos ms visibles son el ecologismo, feminismo, anarco punk y las iniciativas culturales. Los contactos con otros grupos del continente son frecuentes y se basan principalmente en el intercambio de material de difusin y el contacto personal. La mayora de estos son de Suramrica y Europa. Cabe resaltar que en los ltimos 3 aos han estado por Costa Rica muchos(as) compas anarquistas (especialmente europeos) suecos, irlandeses, franceses, espaoles, alemanes, gringos y uno que otro mexicano y venezolano.Gracias a Raz por sus comentarios, a Pepe (desde Irlanda) por sus aportes y a todas y todos los compas de El Salvador, Nicaragua y Guatemala por sus esfuerzos por extender la semilla libertaria en la regin centroamericana.El mundo crata en Costa Rica Gracias al contacto a travs de anarqlat (lista electrnica de discusin de anarquistas en Latinoamrica) nos ponemos en contacto con un compa ingls de la Anarchist Federation (Federacin Anarquista en las Islas Britnicas) quien vena con su compaera desde Suramrica hacia el norte. Dado que su paso por Panam no fructific en encontrar actividad anarquista, decide pasar por Costa Rica para ver si mejoraba su suerte. Una vez ac pudimos compartir con l unas cuantas horas (debido a que al otro da parta a Nicaragua). La conversacin gir alrededor de hacer una pequea resea de la actividad anarquista en nuestro pas: grupos actividades, proyectos, objetivos, dificultades, etc. De esta charla podemos decir que la presencia anarquista en los ltimos 5 o 6 aos se ha centrado en el campo divulgativo, cultural y formativo. Dentro de las iniciativas de divulgacincon los grupos anarco punk, como Alerta Masiva, Barrakas, Embolia Cerebral, Topozikosis y Enemigo del enemigo. Estos grupos realizan conciertos, organizan ferias del trueque y participan en distintos espacios y movilizaciones sociales. Por ltimo, cabe mencionar a la Asamblea del pueblo una iniciativa que ha puesto bastante empeo en organizar la campaa No Vote Nunka Ms y posicionar las ideas del abstencionismo electoral, la auto organizacin y el Asamblearismo. Este fue el recorrido general del mundoEl panorama crata en Centroamrica Desde hace unos aos hemos sabido de la presencia de algunas incitativas anarquistas en pases vecinos. La mayora de estas con una fuerte influencia anarco punk, urbana y juvenil. De alguna forma todos(as) los que simpatizamos con el anarquismo en la actualidad hemos sido hijos del punk espaol y los libros que conseguimos en compra y ventas o por internet. 12. 1 La Libertad 1Ao VNmero 1 1-12ISSN: 1659-388XEs la libertad de propagar y defender este pensamiento lo que las leyes sabias y libres (si leyes sabias y libres puede haber) deben, no solamente consentir, sino garantizar Pietro Gori, La anarqua ante los tribunalesParece que esta tendencia es comn en Guatemala, Nicaragua, El Salvador y Honduras, donde la mayora de los grupos o iniciativas existentes empiezan a ser ms visibles hace unos 5 aos. Compartimos el hecho de ser pocos, con grupos bastante voltiles, de base urbana y con un trabajo fundamentalmente divulgativo y reivindicativo. En Nicaragua no encontramos muchos grupos explcitamente anarquistas salvo algunas iniciativas cercanas como el sitio web Barricada y la Cruz Negra Anarquista (que creemos ha desaparecido por el momento). En Guatemala se encuentran activos algunos compas en el campo contracultural e investigativo. En los aos recientes se ha rescat informacin muy valiosa sobre la presencia anarcosindicalista en este pas en la primera parte del siglo XX. La represin y degradacin social est muy presente y es uno de los principales impedimentos que sealan los compas para poder desarrollar alguna organizacin anarquista. En Honduras parece existir un grupo anarcofeminista llamado Las ingobernables el cual no hemos podido contactar hasta el momento. De El Salvador es donde recibimos ms informacin y contacto, especialmente de los compas de la revista Papalota Negra. Sabemos que existen otras iniciativas, sin embargo (segn los comentarios de varios compas salvadoreos) se encuentran ms cercanas a la izquierda marxista, especialmente a los grupos juveniles del Partido Farabundo Mart. De este pequeo recorrido hecho por el compa de la AF hemos podido entrar en comunicacin con los otros pases e intercambiar algunas ideas y perspectivas para el futuro.Proyectos y perspectivas. Una federacin anarquista centroamericana? Luego de hacer un recuento general de las iniciativas activas que podemos encontrar en la regin, pasaremos a discutir la propuesta organizativa que nos hace el compaero de la AF. Como es conocido a nivel internacional existen tres tendencias organizativas en el mundo crata (por lo menos las que podemos denominar tendencias histricas). La plataformista cuya presencia se concentra en pases anglosajones, Suramrica y algunas organizaciones en frica. Uno de sus principales medios es www. anarkismo.net. El anarcosindicalismo -con larga trayectoria en Europa y Suramrica- se articula internacionalmente en la Asociacin Internacional de Trabajadores (A.I.T. la histrica organizacin que reivindicativa la Internacional proletaria del a poca de Bakunin). Y por ltimo, tenemos el anarco-comunismo cuya principal organizacin internacional es la Internacional de Federaciones Anarquistas (I.F.A.).organizativa en el tiempo. Para lograr esto, es importante que se desarrollen distintos grupos e iniciativas locales que por su actividad y necesidad acuden a formas ms complejas y amplias de organizacin. Es as como la federacin se vuelve un medio que parte de las necesidades y dinmicas propias de las distintas iniciativas particulares. Este punto es primordial para cualquier propuesta de organizacin regional.La Libertad. Una publicacin regional? De esta reflexin algunas personas coincidimos en que una publicacin peridica estable puede servir de espacio comn de anlisis y formacin. Sin embargo, nos topamos hasta el momento, con una incapacidad humana y material para dar sostenimiento a dicha propuesta. Por ahora tenemos la capacidad de sacar a la calle una publicacin de salida intermitente con una difusin local pequea y con algunos envos al extranjero. Viendo estas limitaciones, sabemos que nuestro impacto es pequeo, sin embargo nuestras posibilidades pueden aumentarse de haber un mayor contacto y reflexin conjunta. En manos de nosotros y nosotras se encuentra el camino. Bienvenidas todas las voces de aliento y las propuestas, pero siempre teniendo en cuenta nuestro ritmo y particularidades. Porque no es lo mismo ser anarquista en Europa, ciudad de Guatemala o Nueva York. Cada lugar tiene sus particularidades y deben ser reconocidas. Esperamos que estas palabras sean de aliento para todos los hombres y mujeres rebeldes e inconformes de la regin que quieren un cambio profundo. Una transformacin de la vida individual y colectiva. Construyamos la libertad, como proyecto y posibilidad y tal vez algn da dejemos de ser una gota de agua para convertirnos en un geiser potente que luche por la vida y la dignidad. De esta ltima tendencia es que nos llega la propuesta de la organizacin federalista y regional. Veamos en qu consiste esto. La propuesta federalista es una de las formas organizativas ms antiguas del anarquismo moderno. Su principio bsico es la organizacin de unidades autnomas en una estructura compleja que coordina sus actividades en un territorio comn (ya sea nacional, regional o internacional). Su objetivo es lograr mayores niveles de coordinacin y garantizar una permanenciaEstamos listos para una organizacin regional? Yo creo que por el momento no. Para llegar a esto es importante primero fortalecer los procesos locales de formacin e incidencia de una prctica y mentalidad libertaria. Por supuesto, que para lograr esto la coordinacin regional puede ser un medio para dinamizar y fortalecer la identidad ideolgica. Pero siempre teniendo los pies bien anclados en la realidad y concibiendo la ideologa como un mapa o gua para la prctica y nunca como un principismo vaco y abstracto. Qu sentido tiene el anarquismo en Centroamrica? Cules son sus posibilidades? Cules sus lmites y dificultades? Estas son algunas de las preguntas que deberamos discutir en toda propuesta de organizacin regional. Porque no puede existir federacin sin grupos y personas trabajando en las localidades. Debemos partir de las bases de la casa y no de su techo. En la medida en que las personas que simpatizamos con el anarquismo en la regin nos hagamos estas preguntas con sinceridad y honestidad podremos encontrar un camino ms firme para transitar. La posibilidad de pertenecer a una organizacin internacional nos alienta en la medida en que esto puede ayudar a fortalecer nuestro proceso de formacin e identidad regional. Sin embargo, este debe construirse de la mano de nuestras posibilidades y limitaciones. Lo primero que deberamos lograr es conocernos cara a cara (es paradjico que viviendo en pases relativamente pequeos y cercanos no conozcamos a nuestros compaeros y compaeras del otro lado de la frontera) y crear algn tipo de espacio comn de reflexin. 13. 12 La LibertadAo VNmero 1 1-12ISSN: 1659-388XLas fronteras son las huellas de las cicatrices. Donde cortaron tu cuerpo, dividindote en pases Conspirazin, Apaga la teleUn campamento No Border?Contra todas las paredes, todas las fronteras, por la libertad de movimiento total! Para luchar contra las fronteras, expresin de la opresin de los estados y del capitalismo sobre los seres humanos, tuvo lugar entre el 25 de septiembre y el 3 de octubre 2010 en Bruselas (Blgica) un campamento No Border (Sin Fronteras). No Border es una red de grupos y activistas que tiene diversas actividades en pases muy distintos, todo en articulacin con la lucha en contra de las fronteras y por la libertad de movimiento. Han habido campamentos en Europa del Este, en Francia, en Estados Unidos y en Mxico. La ciudad de Bruselas fue elegida porque hospeda varias instituciones de la Unin Europea entre las cuales se encuentra la agencia FRONTEX, quin administra la caza de los/as inmigrantes y gestiona la poltica racista de deportacin de la Unin Europea. En mayo del 2009 se hizo un campamento en Calais, ciudad francesa que conecta con Inglaterra va martima y a travs de un tnel debajo del mar. All tratan de sobrevivir un montn de migrantes en espera de un pasaje clandestino hacia Inglaterra, sufriendo la persecucin de una polica claramente fascista, el fro, lalluvia, la indiferencia casi total de la gente y las estafas de los coyotes. En Agosto del 2009 se hizo otro campamento en la isla de Lesvos en Grecia, donde muchas personas provenientes de frica y de Oriente Medio pasan de Turqua a Grecia en barco. Ah la polica europea les manda de vuelta a las costas turcas (a veces quebrando los barcos) y los ponen en los centros de detencin para as mandarles de vuelta a sus pases. Result lgico reunirse para actuar y debatir en el lugar donde estas polticas estn establecidas, justificadas y comunicadas.Una semana muy activa Durante esta semana de campamento se unieron unas 700 personas, y hasta 1000 en el fin de semana. La semana fue muy agitada, llena en acciones, discusiones, debates, y actividades de todo tipo. Sera demasiado largo hacer la lista de todo lo que se hizo adentro del campamento, as que este artculo va a enfocarse en las acciones que se hicieron afuera del campamento en la ciudad de Bruselas. El primer domingo, para celebrar el inicio del evento se organiz una marcha cerca de un centro de retencin, esas prisiones insalubres donde las policas europeas encierran alos/as indocumentados/as en espera de la deportacin. El dispositivo policial era, desde la primera marcha, completamente absurdo, con helicpteros, policas a caballo, policas en civil, policas-robocops (anti-motines), camin que tira agua etc. Todo el mundo lleg a los alrededores del centro de retencin y se pudo establecer contacto con las personas presas por medio de gritos. La marcha termin bien a pesar de las provocaciones policiales. El mircoles 29 de setiembre fue un da muy agitado. Tuvo lugar una marcha europea organizada por grandes sindicatos. Los/ as activistas del No Border junto con otros/ as anarquistas decidieron participar en ella formando un Bloque Anti-capitalista. A la hora de salir del campamento para participar en la marcha, muchos/as fueron detenidos/as de manera preventiva saliendo del campamento, de las estaciones de tren o caminando en la calle. Unas 200 personas pudieron llegar y participar a la marcha, pero despus de caminar unos metros el bloque anti-capitalista fue rodeado por policas quienes atacaron violentamente y detuvieron a todo el mundo. Los dirigentes sindicales presentes se negaron a expresar solidaridad y defendieron a los pacos por ser trabajadores como los otros. Este nuevo ejemplo de traicin sindical queda inscrito en las memorias de todos/as. 14. 13 La LibertadAo VNmero 1 1-12ISSN: 1659-388XCada persona ha de alzar una antorcha para darle luz a la era del porvenir. Arte para todos! Ciencia para todos! Pan para todos! Luisa Michel, Memoriasfsicamente pero us amenazas psicolgicas, se neg a devolver las pertenencias de varias personas y tomaron los datos personales, fotos y las huellas digitales. Un compaero ingls report que los policas le robaron 200 euros (145 000 colones) que tena en su bolsillo...Enl a ce sMientras se daba la marcha y los arrestos, otros/as activistas No Border fueron a perturbar una reunin de la agencia FRONTEX y lograron suspenderla durante varias horas sin que nadie fuera detenido por la polica.Colectivo Autnomo (CAMA). Mxico.MagonistaEl Centro Social Libertario Ricardo Flores Magn (CSL-RFM) es un espacio libertario que promueve la discusin, la organizacin libertaria, la prctica y divulgacin del ideal anarquista. http://colectivoautonomomagonista.blogspot.com/http://www.archivomagon.net/Centro de Estudios Libertarios Federica Montseny (Espaa) http://www.centrefedericamontseny.org/index.php?accion=socioAnarquismo en la revolucin espaola La Biblioteca y Archivo Histrico Social Alberto Ghiraldo de la ciudad de Rosario, Argentina www.biblitecaghiraldo.cbj.nethttp://www.redcultura.com/http://lostworldistri-htm.blogspot.com - lostworld. [email protected] viernes 1 de octubre varias personas intentaron participar en una marcha en contra de la poltica racista de la Unin Europea a pesar de que sta haya sido prohibida por las autoridades anteriormente. La polica arrestaba a todas las personas que parecan anarquistas (segn las propias palabras de los pacos) y esta noche ms de 150 personas fueron detenidas hasta las 6 de la maana. Esta vez la polica fue muy violenta y agresiva, y muchas personas salieron lastimadas y traumatizadas de la detencin. Durante los arrestos 3 personas terminaron en el hospital por los golpes de la polica. En respuesta a la represin policial de toda la semana, en la noche del viernes al sbado un grupo de personas atac una comisaria de Bruselas, dejando un polica herido y el edificio bien daado. 4 personas fueron detenidas despus de esta accin y un mes despus del campamento todava estn en la crcel, esperando su juicio en el cual arriesgan hasta 10 aos de crcel. El sbado 2 de octubre culmin el campamento en una marcha donde se juntaron los/as activistas del No Border, compaeros/as de grupos anarquistas locales y colectivos de sin-papeles de Bruselas. La Sambactivista daba un buen ritmo a la marcha y se escucharon muchas consignas anarquistas, contra las fronteras, contra la polica y el estado y en solidaridad con los/ as sin-papeles. Muchas familias pobres y/o de origen extranjera se sintieron solidarios y se unieron a la marcha que, al final contaba mas de 1500 personas. El domingo, las personas que quedaban presentes ayudaron a de-construir todas las infraestructuras, a limpiar el sitio y a tratar de hacer el balance sobre esta semana muy intensa en accin y reflexin.Cul balance para este Campamento? Ms de 350 personas fueron detenidas este da, sin ningn motivo legal. Por suerte el ambiente en las celdas era reivindicativo y festivo. Los/ as presos/as empezaron por destruir las celdas recin renovadas en las cuales estaban, por grupos de 20, antes de improvisar clases de samba, utilizando las puertas como tambores. Este da la polica no fue muy violentaPara muchas personas la cosa ms impactante de esta semana fue el nivel de represin, de violencia y de agresividad de la polica, al igual que en la contra-cumbre G8/G20 en Toronto, Canad, en mayo del 2010 y en muchas otras ocasiones. Los arrestos preventivos sin motivo legal se estn generalizando sin mucha reaccin de los organismos de defensa de los derechoshumanos, marcando claramente la progresin del estado militar todopoderoso. Las libertades de opinin, de expresin, de manifestacin y de circulacin son majadas sin muchas protestas del mundo oficial. Con el comportamiento inadmisible de los sindicatos belgas nos dimos cuenta una vez ms que el apoyo con el cual podemos contar es muy limitado. Desarrollar esta solidaridad resulta, por lo tanto, una tarea pendiente. La gestin de la represin es un reto que vamos a tener que enfrentar seriamente porque no podemos dejar que la polica, defensora del capital y del estado, nos asfixie y nos impida cualquier tipo de movilizacin. Al mismo tiempo no podemos tirarnos casi voluntariamente en las celdas utilizando modos de accin inapropiados. El movimiento anarquista y anti-autoritario no es tan amplio como para permitirse nuevos mrtires. Nuestras fuerzas no deberan de servir a defendernos del brazo armado del capital y del estado, sino a atacarlos. A pesar de todo esto, quedan muchas cosas positivas de esta semana aunque hay mucho que mejorar, mucho que dejar de lado y mucho que inventar. Vale destacar que estos campamentos son los nicos momentos donde se renen centenas de activistas anarquistas y anti-autoritarios/ as en un momento que ellos/as decidieron y no en respuesta o oposicin a un evento definido por el capitalismo o los estados. Una semana completa de autogestin, de accin y de reflexin bajo un funcionamiento comunitario horizontal y una organizacin libertaria hacen de estos campamentos momentos claves de experimentacin del modelo de vida que proponemos los/as anarquistas. Adems, la reivindicacin principal de la libertad total de movimiento para todos/as ataca un concepto fundamental de los estados y del capitalismo: el de frontera. 15. 14 La LibertadAo VNmero 1 1-12ISSN: 1659-388XHistoriaSoadora y cariosa Histricamente, se ha hablado mucho sobre los procesos de enseanza-aprendizaje en los que destacan personajes y enfoques, algunos se conocen y otros no tanto. Lo anterior desemboca en la necesaria discusin sobre las relaciones entre enseanza, poder y cultura, y para ello introduciremos la vida y el trabajo de una maestra rural costarricense que se desempeo en el mbito rural. Apasionada a la enseanza, Tala Rojas Elizondo (1907-1984) dedic su existencia a la tarea docente (trabaj en 25 escuelas en Guanacaste, Puntarenas, Valle Central, Zona Atlntica y Cordillera de Talamanca). El amor y la firmeza de sus convicciones le llevaron por muchos rincones, especialmente a su creencia ms marcada que fue la de incursionar la vida en todo su esplendor- en la dinmica interna de la escuela. Entre la invisibilidad de su labor en suelo costarricense, algunas notas editoriales, menciones y su autobiografa, la maestra rural Tala Rojas Elizondo despierta el inters por escribir el presente artculo. Con ello, se pretende resaltar la labriega tarea de esta mujer fuera del contexto educativo del Valle Central en el siglo XX ante las mltiples adversidades del medio rural e indgena de aquellos aos.Quin fue esa maestra? Tala nace en 1907 en altamar, en una embarcacin proveniente de Espaa rumbo a Puerto Limn; de madre y padre oriundo de Valencia, la primera muere al momento del parto, mientras que el segundo asustado decide regalar a la recin nacida a la hermana de un trabajador de la Aduana del puerto. Isabel Madrigal Carvajal correspondiente a aquella, la llev a Alajuela donde hizo entrega de la nia a Mara Elizondo y Juan Rojas Barrientos (quienes le otorgaron sus apellidos). Al quedar la seora Elizondo viuda, solventa su desasosiego entregando a sta al padre Gabriel Arroyo en Grecia. En dicho lugar, Tala crece en la casa cural y es atendida por Juanita Arroyo (hermana del padre). Rojas Elizondo realiz sus estudios primarios en Grecia, fue imbuida por una rigurosa instruccin religiosa y obtuvo una beca para continuar su formacin en la Escuela Normal. Lo anterior, suscit el enfado del padre Arroyo debido a que Omar Dengo Guerrero (18881928) era el director de la escuela en aquel entonces. En 1925 se gradu como maestra normalista y durante la segunda presidencia de Ricardo Jimnez Oreamuno (1859-1945), el gobierno le otorg una beca para estudiar Farmacia en Estados Unidos.En suelo estadounidense, Tala conoce a su profesor de Qumica: Augusto Boirivant Van Der Bbreggen, con quien se cas posteriormente. Con su ttulo de farmacutica, ella y su esposo trabajaron para la United Fruit Company en la sede de Kentucky, se desplazan en 1928 a Costa Rica por un nuevo contrato firmado con sta para laborar en la zona sur bananera del pas. Tala y Augusto se dedicaron a la labor de salud pblica, su entrega al servicio de la humanidad les conllev a diversos viajes, por ejemplo: l visit a su familia en Lyon (Francia) y ella trabaj como enfermera en el hospital de la zona. Luego, se adentraron en la zona caribea nicaragense (Ro Rama) en tiempos de Augusto Csar Sandino, para atender a los afrodescendientes leprosos de las bananeras en el Hospital de la Regin de Bluefields. Boirivant se traslad a Europa para servir como mdico durante la Segunda Guerra Mundial, muere en San Jos en 1951 producto de las lesiones emocionales de aquella. Por su lado, Tala a sus 69 aos tena 4 hijos y 13 nietos, y vivi sus ltimos aos en San Francisco de Atenas, en un galern donde preparaba una nueva obra. Muri en 1984.Contexto de la educacin rural costarricense durante el siglo XX Husmeando en el Archivo Nacional, hemos encontrado algunos textos sobre los inicios del siglo XX en los que se mencionan aspectos de la educacin en el medio rural costarricense, pero hay uno en especial que nos gustara rescatar por las implicaciones de las ideas que en este se expresan. Hablamos del texto Utpicas esperanzas de Julio Van Der Laat (1911), del cual introduciremos algunas nociones centrales para contextualizar la educacin rural costarricense, en el sentido de lo que debera ser sta. Segn Van Der Laat, los programas de las escuelas rurales ignoran y enfocan como cosas inferiores y poco dignas los trabajos agrcolas, por lo que se da una consecuencia natural de que los nios campesinos se alejen de la vida campesina y miren con envidia la vida en las ciudades. Lo que necesita el agricultor es nicamente una slida educacin e instruccin moral, ya que todo lo dems lo considera como conocimientos de lujo y adorno. Qu le importa y para qu les sirven los conocimientos de la historia, por ejemplo? esta es una de las interrogantes que se formula Julio, y su respuesta inmediata sostiene que para el campesinoIlustracin de Jos CspedesEsteban Llaguno Thomasel conocimiento de la historia le resulta una prdida de tiempo, y la escuela debera dotar a los campesinos nicamente de una idea general de la vida anterior a la humanidad; el nico saber necesario que estos pueden adquirir consiste en leer y escribir para poder realizar adecuadamente los clculos de sus labores. Por lo tanto, el contexto de la educacin rural costarricense a inicios del siglo XX constituye una clara distincin entre el trabajo productivo y el intelectual, lo cual desemboca en una instrumentalizacin cuasimilitar de la educacin donde las utpicas esperanzas de Van Der Laat se resumen en los siguientes puntos: (1) ejercicios fsicos eficaces para desarrollar el discurso y las destrezas corporales, (2) formacin de una disciplina militar los domingos, y, (3) entrenamientos de tiro, manejo del hacha y machete, y otros instrumentos de uso diario. Estos tres elementos de las utpicas esperanzas representan los pilares de los contenidos de la educacin rural, ya que el fin de la prctica educativa en estas, se representa en la instruccin de los nios campesinos para que produzcan intensamente la tierra, y para ello requieren desarrollar la vitalidad y las cualidades fsicas para soportar las labores del campo (nocin de hombre mquina).Labor educativa de la maestra Seguidora de Jess Jimnez Zamora (18231897), Tala Rojas crey en el principio de abrid escuelas y romped paredes de aquel, donde la idea del progreso, garanta social y bienestar representan la superacin del alumno. El espritu de lucha (formal y material) constituye la accin sin desmayo que desempeo Tala en el medio rural. Debido 16. 15 La LibertadAo VNmero 1 1-12ISSN: 1659-388XEl maestro autntico jams restringe su accin docente a su aula o a su escuela: siempre obtiene una proyeccin dentro de la comunidad y consigue tambin que los vecinos se incorporen a la vida escolar Tala Rojas Elizondo, Maestra rural: autobiografaa su formacin normalista (proveniente de la Escuela Normal) ella entreg su vida al servicio de la humanidad, pero especialmente despert su inters a la enseanza de grupos tnicos como los afrodescendientes e indgenas, donde se enfrentaba a la condicin de desnutricin y pobreza (en el sentido de las carencias materiales, como comida, techo y vestido). Tala vivi intensamente la preocupacin de la cotidianidad de la comunidad en la que se encontraba, lo que desemboc en la gestin social que ella realizaba a travs de la accin vigorosa, por ejemplo, ante la desnutricin de su estudiantado trasladaba la escuela buscando tierras frtiles para poder darles de comer. Tambin, ella se convirti en la vocera de la poblacin olvidada y silenciada del medio rural, es decir, despert la voz en los otros ante las movilizaciones y acciones frente al latifundismo costarricense (extensin de tierras en manos de una sola persona o familia). La maestra como conductora de energa ciudadana, no reduca la tarea docente nicamente al mbito escolar, sino que escuchaba el clamor de la gente y trataba de ejercer el mejor discurso sin palabras, ya que trascendi la educacin al nivel de ruptura silenciosa y encontr su gran espritu cvico y rebelde a toda injusticia y miseria. La relacin entre educando-educadora se genera como una prctica democrtica en la que se da una transformacin pedaggica, esto porque en Tala se introduce como una forma del lenguaje educativo el amor para producir la accin, en la que el acto que se produzca debe contener la pasin de los deseos y sentimientos del grupo de estudiantes. Lo anterior se puede catalogar como la creencia de la vida dentro de la escuela. La educacin como una prctica transformadora puede tener implicaciones polticas, morales y culturales en las que se introducen los intereses de la educadora. Por ejemplo, Tala utiliz el mtodo ideo-visual (utilizacin de piedras y palos para ensear a leer) y el mtodo fontico (para leer y escribir) en el que introdujo los ideales patriticos de la poca y la cristianizacin de los grupos indgenas (en el caso de Talamanca). Aunque ella se introduca en la dinmica de las comunidades en las que habitaba, trataba de adaptarse e intercambiar experiencias culturales, pero esto no implic la anulacin de sus valores ciudadanos (patriticos y catlicos). Tala Rojas representa la figura de una educadora cariosa y soadora que vivi para servir a la humanidad, con una entrega total a la enseanza. Su fervor educativo desafi el contexto educativo del siglo XX que defenda Van Der Laat en cuanto a la concepcin de las utpicas esperanzas de instruir el medio rural en una mecanizacin de instrumentos orientados a las labores agrcolas. Por el contrario, Tala trat de despertar el pensamiento para que el y laestudiante se superara en el mbito personal y contribuyera al mejoramiento de su medio comunal. En fin, rescatar la figura y la labor de Tala Rojas busca reconocer dignamente su papel en la Historia, en especial del trabajo educativo en el medio rural costarricense, que sigue presentando dificultades como las que ella tuvo que lidiar. Asimismo, su entraable espritu de lucha nos deja una leccin ante estos tiempos que aquel parece diluirse.L e c t u r Literatura y anarquismo en Manuel Gonzlez Prada 2009 Juan Guillermo Gmez Garca Editorial Siglo del Hombre Bogot, Colombia. Al ensayista peruano Manuel Gonzlez Prada (1844-1918) se le considera uno de los pensadores ms influyentes de la vida intelectual de su pas, al lado de Jos Carlos Maritegui. La inagotable fuente de su pensamiento radical es estudiada en esta obra en forma innovadora. Las preguntas por la caracterstica nacional peruana, el legado de la Espaa tradicional, contrarreformista y barroca, y, sobre todo, la impronta del movimiento anarquista de raz hispnica en su obra, son planteadas con nuevos y renovadores conceptos literarios, histricos y sociolgicos.Los orgenes libertarios del Primero de Mayo: de Chicago a Amrica Latina (1886-1930) Jos Antonio Gutirrez D., compilador Varios autores Editorial Hombr