Jarry, Alfred - Relatos Patafísicos

download Jarry, Alfred - Relatos Patafísicos

of 29

  • date post

    18-Jul-2015
  • Category

    Documents

  • view

    404
  • download

    7

Embed Size (px)

Transcript of Jarry, Alfred - Relatos Patafísicos

qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasd fghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzx cvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq Alfred Jarry wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui Relatos Patafsicos opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg hjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc vbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg hjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc vbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg hjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbn mqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwert yuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopas10/04/2012 ediciones alma_perro

2

ALFRED JARRY 1873-1907

3

BREVE PRESENTACIN INTRASCENDENTE

Alfred Jarry nace en Laval, en 1873, y su obra anticipa movimientos tan importantes como el dadasmo y el teatro del absurdo. En su ciudad natal recibe una esmerada educacin. Siendo adolescente, escribe sus primeros textos literarios, crea el personaje del padre Ubu, como burla hacia uno de sus profesores del instituto, el Sr. Hbert (cuyo apellido hara derivar a Pre Heb, y de ah a Pre Ubu), quien segn Jarry encarnaba "todo lo grotesco que pueda haber en el mundo". En octubre de 1891 llega a Pars para estudiar en el Instituto Henri IV donde ser alumno de Henri Bergson. Tras el bachillerato se presenta en tres ocasiones al concurso de acceso a la cole Normale Suprieure, pero no logra superar la prueba. Al ao siguiente es reclutado por el ejrcito, pero no dura mucho all. Cuentan que la sastrera militar no dispona de uniformes de la talla de nuestro hombre; los pocos que le dieron le quedaban tan sumamente grandes que su porte provocaba hilaridad instantnea en todo aquel que lo vea; a consecuencia de ello era excusado con regularidad de los ejercicios militares, y finalmente fue dado de baja del servicio por "razones mdicas". Obtiene pronto xito literario con sus poemas en verso y su prosa original. A los veinte aos publica su primera obra. Poco despus muere su madre; y a los dos aos, su padre, quien le deja una cuantiosa herencia, lo cual, sumado al xito temprano de sus obras, le permite llevar una existencia despreocupada durante buena parte de su vida. Se convierte en un habitual de los cenculos frecuentados por los poetas simbolistas. Y conoce a Marcel Schwob, Alfred Vallette (director del Mercure de France) y su mujer Rachilde. En la casa de la pareja, da en 1894 la primera representacin de Ub rey. De 1894 a 1895, dirige con Remy de Gourmont la revista artstica Ymagier.

4

En 1896 estrena en Pars su primera obra de teatro, Ubu Rey. Con ella Jarry consigue el aplauso de ciudad. Pese a todo su estreno dela fue interrumpido varias veces por los abucheos de los ofendidos y los vtores de los vanguardis vanguardistas, y la obra slo se represent dos veces. lo represent William Yeats, que pese a su mal francs presenci el estreno, mal escribi en su diario a propsito de esa noche "Despus de nosotros, El Dios Salvaje".

s Ubu Rey es una comedia satrica en la que se mezclan referencias a Macbeth con los excesos de un monarca tan tirano como cobarde, y cuya trama da lugar a situaciones llevadas al absurdo Su elogio de lo absurdo. grotesco fue una patada a la esttica acartonada de las tica representaciones teatrales de los simbolistas del XIX. Significara una renovacin de la escritura dramtica, la puesta en escena, el vestuario y el maquillaje, y la actitud del actor ante la obra y el espectador. El xito es inmediato Pero poco a poco Jarry se va dejando inmediato. oco devorar por el personaje, y aplica para s su mscara; adopta un habla

5

sincopado y pedante, y es famoso por sus excentricidades Camina , excentricidades. siempre por Pars con una pistola en el cinto, es gran bebedor de absenta y diestro con la espada Como buen fantico de las bicicletas espada. tico adora circular a toda velocidad por los empedrados de Paris. Una tarde, en un jard jardn donde solan jugar los nios, Jarry an disfrutaba disparando con su revlver a los pjaros Una dama le jaros. protest Va usted a matar a mis hijos. A lo que Jarry respondi No se preocupe, seora, le haremos otros.

En 1897, Jarry ya ha agotado su herencia y tiene que dejar sucesivamente su lujoso piso del 162 Boulevard Saint Saint-Germain, luego el del Boulevard de Port Port-Royal, para acomodarse en un modesto , apartamento del 7 rue de la Cassette, en el distrito VI de Pars. El Cassette, apartamento tiene unos techos tan bajos que todos sus amigos se ven obligados a encorvarse cuando van a visitarle. En sus ltimos aos contaba con un buen nmero de jvenes n buen seguidores, entre los que se contaban Max Jacob, Apollinaire, Enrico Baj y Pablo Picasso. Su economa se va degradando a la vez que su salud. A pesar del xito, se encuentra arruinado y perseguido por sus acreedores, por lo

6

que a partir de 1906 reside en Laval, en casa de su hermana Charlotte, con algunas breves estancias en Pars. Muere en Pars el da 1 de noviembre de 1907 de una meningitis tuberculosa, en el Hospital de la Caridad, a los treinta y cuatro aos. Antes de morir, al preguntarle sus amigos cual era su ltimo deseo pidi un mondadientes. Despus de su muerte, Pablo Picasso adquiri el revlver de Alfred Jarry y acostumbraba pasearlo por las calles de Paris.

Su obra pstuma, Gestas y opiniones del Doctor Faustroll, patafsico describe las enseanzas de su alter ego el Dr. Faustroll, nacido a los 63 aos y pionero de la "patafsica", ciencia de las soluciones imaginarias que otorga simblicamente a las delineaciones de los cuerpos las propiedades de los objetos descritas por su virtualidad. En la Patafsica todo suceso del universo es una excepcin, y las leyes de la fsica no son ms que las excepciones que se repiten con mayor frecuencia. La Patafsica sobrevi a su creador, y en 1948, se funda el Collge de Pataphysique, como contrapunto irnico al prestigioso Collge de France. Este Collge ha contado con ilustres socios, entre los que se cuentan Raymond Queneau, Jacques Prevert, Max Ernst, Eugene Ionesco, Joan Mir, Boris Vian, Marcel Duchamp, Jean Dubuffet, Ren Clair, entre otros.

7

COSTUMBRES DE LOS AHOGADOS

Hemos tenido ocasin de entablar relaciones bastantes ntima con estos interesantes borrachos perdidos del acuatismo. Segn nuestras observaciones, un ahogado no es un hombre fallecido por sumersin, contra lo que tiende a acreditar la opinin comn. Es un ser aparte, de hbitos especiales y que se adaptara a las mil maravillas a su medio si se lo dejase residir un tiempo razonable. Es notable que se conserven mejor en el agua que expuestos al aire. Sus costumbres son extraas y, aunque ellos gustan desempearse en el mismo elemento que los peces, son diametralmente opuestas a la de stos, si se permite expresarnos as. En efecto, mientras los peces, como es sabido, navegan remontando la corriente, es decir en el sentido que exige ms de sus energas, las vctimas de la funesta pasin del acuatismo se abandonan a la corriente del agua como si hubieran perdido toda energa, en una perezosa indolencia. Su actividad slo se manifiesta por medio de movimientos de cabeza, reverencias, zalemas, medias vueltas y otros gestos corteses que dirigen con afecto a los hombres terrestres. En nuestra opinin, estas demostraciones no tienen ningn alcance sociolgico: slo hay que ver en ellas las convulsiones inconscientes de un borracho o el juego de un animal. El ahogado seala su presencia, como la anguila, por la aparicin de burbujas en la superficie del agua. Se los captura con arpones, lo mismo que a las anguilas; el uso de garlitos o lneas de fondo resulta a este efecto menos provechoso. En cuanto a las burbujas, se puede caer en el error por la gesticulacin desconsiderada de un simple ser humano que slo se halla en el estado de ahogado provisorio. En este caso, el ser humano no es en extremo peligroso y en todo comparable como lo hemos dicho ms arriba, a un borracho perdido. La filantropa y la prudencia exigen distinguir dos fases en su salvamento: 1) la exhortacin a la calma; 2) el salvamento propiamente dicho. La primera operacin, imprescindible, se efecta muy bien por medio de un arma de fuego, pero hay que estar familiarizado con las leyes de la refraccin; en la mayora de los casos, basta con un golpe de remo. Slo queda segunda fase - capturar al objeto por el mismo mtodo que a un ahogado ordinario.

8

Es raro que los ahogados se desplacen formando bancos, a la manera de los peces. De ello se puede inferir que sus ciencias sociales son an embrionarias, a menos que se juzgue ms simple suponer que su combatividad y valor guerrero es inferior al de los peces. Es por ello que stos se comen a aquellos. Estamos en condicin de probar que hay un solo punto en comn entre los ahogados y los dems animales acuticos; desovan como los peces, aunque sus rganos reproductores, para el observador superficial, parezcan conformados como los de los humanos. Desovan, a pesar de esta grave objecin: ninguna ordenanza de la prefectura protege su reproduccin por la veda momentnea de su pesca. Corrientemente, un ahogado se vende a 25 francos en el mercado de la mayora de los departamentos, constituyendo una fructfera y honesta fuente de recursos para la poblacin riberea. Sera pues de inters patritico fomentar su reproduccin; de lo contrario, a falta de esa medida, sera grave la tentacin, para el ciudadano ribereo y pobre, de fabricar ahogados artificiales, igualmente merecedores de la prima, por medio del maquillaje por va hmeda de otros ciudadanos vivos. El ahogado macho, en la estacin del desove, que dura casi todo el ao, se pasea en su desovadora, descendiendo como de costumbre la corriente, la cabeza hacia adelante, la cintura levantada, las manos, los rganos de desove y los pies menendose sobre el agua. Permanece de buen grado balancendose entre las hierbas. Su hembra tambin desciende la corriente, con la cabeza y las piernas volcadas hacia at